El Servicio de Administración Tributaria (SAT) concedió una prórroga de un mes para la obligatoriedad del trámite fiscal, Carta Porte, que estaba programada para su implementación a partir del primero de diciembre de este año, anunció el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), José Abugaber.

A partir del primero de enero del 2022 entrará en vigor, por lo que dicho plazo dará un “respiro” al sector transportista para capacitarse, y poder cumplir con los requisitos del complemento Carta Porte (requisito fiscal para combate al contrabando e ilegalidad), el cual pasa de ser un documento físico o uno digital.

“Reconocemos la apertura al diálogo en las mesas de trabajo, a través de nuestra Comisión de Transporte, en las que el Sistema de Administración Tributaria, escuchó a los agentes de las diversas modalidades de este sector, producción y consumo nacional” aseveró el líder de los industriales.

Aunque se prevé que a partir del 22 de enero del 2022 opere con normalidad, y se comience a multar y sancionar, en caso de no cumplir con los requisitos.

La Concamin buscará que el periodo de gracia, para familiarizarse con el programa pueda ampliarse tres meses y con ello, las pymes puedan ajustarse a los trámites.

La titular del SAT, Raquel Buenrostro se reunió con la Coparmex el miércoles pasado, en donde informó que existía un gran avance en el trámite y ajustes que deben realizar los transportistas, incluso sostuvo que las grandes empresas, como DHL, ya estaban listas para el cambio.

La funcionaria comentó que uno de cada tres productos que se transportan por carretera son ilegales, por lo que se tiene que poner más atención en ataque a la informalidad y que se cumplan con los trámites fiscales.

Aunque en días pasados, Alex Theissen, presidente de la Asociación Nacional de Transportistas Privados (ANTP) afirmó que las pequeñas y medianas empresas requerían más tiempo para poder cumplir con la Carta Porte, ya que los trámites se les multiplicarán con los nuevos requisitos fiscales.

La Concamin reconoció la decisión del SAT de aplazar las modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal y el uso del complemento Carta Porte para el 1 de enero de 2022, mes en el que el sector del transporte tendrá la oportunidad de capacitarse en beneficio del combate a la informalidad, el contrabando y el comercio ilegal en nuestro país.

Abugaber comentó que la Carta Porte no es el único instrumento para lograr este fin, por lo que se mantendrán las mesas de trabajo con las autoridades. “Estamos seguros de que el esfuerzo unido de todos contribuirá en beneficios para los mexicanos”, aseguró.

Lo que se busca, dijo, es que todos los modos de transporte tengan una mejor oportunidad de prepararse y capacitarse, normativa, operativa y tecnológicamente para cumplir con el gran reto que significa el complemento Carta Porte y su trazabilidad para el traslado de bienes y mercancías en nuestro país.

Requisito clave

El llamado Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) con complemento Carta Porte debe ser emitido por los transportistas para acreditar la estancia legal de los bienes o mercancías durante el traslado en territorio nacional, así como identificar el origen y destino de las mismas.

El documento también tiene como propósito identificar los montos de la retención de IVA que se efectúan por concepto de servicios de autotransporte e informar respecto a las mercancías, orígenes, puntos medios, destinos, la propietaria o propietario, arrendatarias o arrendatarios y operadoras u operadores que intervienen en el traslado de mercancías.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx