El audaz intento de Prudential de comprar American International Assurance por 35,500 millones de dólares genera cada vez más oposición y analistas desde Singapur hasta Londres advierten por los riesgos, a apenas semanas de la votación de los accionistas.

Muchos analistas han cuestionado las metas de sinergia de ingresos de Prudential y algunos la describen como poco realista.

La semana pasada, una consultora con sede en Singapur dijo que la fuerza de las sucursales de Prudential y AIA mostraban niveles similares, lo que ponen en duda las sinergias proyectadas por Prudential.

El último en mostrar su preocupación fue el accionista RiskMetrics Group Inc, quien pidió a los inversionistas que voten en contra del acuerdo, aunque dijo que de acuerdo a los múltiplos del acuerdo y las operaciones, creía que Prudential estaba pagando un precio justo por AIA.

Prudential está pidiendo a los accionistas 21,000 millones de dólares a través de una oferta de derechos para financiar la adquisición.

AIA es el negocio de seguros de vida de American International Group Inc en Asia.

Los inversionistas cuestionan el precio que Prudential quiere pagar para transformarse en un gigante de seguros en esa región.

CLSA Asia Pacific Markets, una corredurías que no está involucrada en la operación, dijo la semana pasada en un reporte que las metas de ingresos y el aumento en la productividad de los agentes proyectados por Prudential parecían irrealistas.

"No vemos ninguna sinergia de ingresos si las dos marcas coexisten y mantienen la competencia", dijo CLSA.

La firma de asesoría del riesgo RiskMetrics emitió una declaración crítica sobre la oferta de adquisición y señaló que Prudential está pagando un precio alto por la empresa, que registró una ganancia operacional después de impuestos de 1,600 millones de dólares en el 2009.

"Un precio sin descuento, los riesgos de la integración y metas ambiciosas que apenas alcanzan los costos de capital no hacen una combinación irresistible", dijo el reporte.

RDS