A tres semanas de haber anunciado el programa Responsabilidad Compartida, el esquema de reestructuración de créditos del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), este organismo anunció que se ha detectado a más de 52,000 derechohabientes que pueden ser beneficiarios por dicho esquema, por el cual se reestructuran los financiamientos que se originaron en Veces Salarios Mínimos (VSM) a pesos.

En conferencia de prensa, el director del Infonavit, Carlos Martínez Velázquez, detalló que luego de haber anunciado el esquema, más de 700,000 derechohabientes se han acercado al organismo que dirige con el fin de conocer si pueden ser potenciales beneficiarios, de los cuales 52,392 acreditados reúnen las características para poder ser elegidos, es decir, que hayan recibido un crédito en VSM, que su deuda sea 1.5 veces mayor a lo que recibieron inicialmente por el préstamo, que ganen hasta cuatro salarios mínimos y que sean mayores de 40 años.

“Son trabajadores cumplidos, que han pagado más de 15 años sus créditos y que por razones distintas, sobre todo propias del mercado laboral, no han terminado de pagar su crédito”, detalló Martínez Velázquez.

De acuerdo con el Infonavit, estos 52,392 acreditados, que serán avisados a partir del 1 de marzo de las nuevas condiciones de su financiamiento para que sean aceptadas, representan 28% de 194,875 derechohabientes que se contemplan beneficiar en esta primera etapa del esquema.

Martínez Velázquez añadió que, adicionalmente a los trabajadores contemplados, hay más de 31,000 que se encuentran en un proceso judicial o a la espera de una reestructura temporal, a los cuales se les contactará directamente para explicarles que pueden ser beneficiados del programa Responsabilidad Compartida.

“A partir del 1 de marzo (los potenciales beneficiarios) serán contactados para decirles cómo queda su saldo, el crédito y que tengan una aceptación expresa del cambio de condiciones de su contrato de crédito”, explicó el director general de la hipotecaria del Estado.

Con el programa de Responsabilidad Compartida, el Infonavit hace una reestructura de los créditos originados en Veces Salarios Mínimos (VSM), que cada año aumentaban ante la actualización del salario mínimo, por lo que con dicho esquema estos financiamientos se trasladan a la modalidad de pesos y a tasa fija, de 8.5%, con lo que se define un plazo claro para saldar la deuda y además se descuenta hasta 55% del saldo actual de la misma.

Buscará diálogo con ASF

Luego de que se develara que el Infonavit se amparó para no ser revisado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Martínez Velázquez añadió que dicha decisión fue tomada durante la administración anterior del instituto; sin embargo, durante su gestión se buscará tener un acercamiento con el órgano auditor con el fin de aportar a la transparencia dentro de la hipotecaria.

“Esto deriva de una decisión que tomó el consejo de Administración, que en octubre (del 2018) resolvió que la administración tenía que actuar legalmente en contra de cualquier cosa que hiciera la ASF y si no actuaba en contra, se actuaba en contra del director general”, detalló Martínez Velázquez.

El director del Infonavit informó que dentro del proceso jurídico de dicho amparo, se resolvió que la ASF sí pudiera revisar únicamente los recursos provenientes del Presupuesto de Egresos de la Federación; sin embargo, destacó que el organismo que dirige no recibe recursos del erario sino que su patrimonio se compone por las aportaciones patronales.

“Lo que está diciendo el tribunal colegiado es que la ASF sólo puede auditar recursos fiscales presupuestarios (...) todo el patrimonio se constituye a través de las aportaciones que los patrones hacen a favor de los trabajadores”, acotó Martínez Velázquez.

En este contexto, el director general del Infonavit indicó que no está de acuerdo con la decisión de interponer un amparo, por lo que ha buscado iniciar un diálogo con la ASF.