El grupo financiero británico Prudential sigue con su oferta por la unidad de seguros asiática de AIG, dijeron dos fuentes cercanas al acuerdo, refutando rumores de mercado de un colapso del plan, lo que elevó tanto las acciones de la firma como a la libra.

"No ha habido cambios", dijo una de las fuentes. Prudential declinó hacer declaraciones.

Los papeles de Prudential subían 5.2% a 539 peniques a las 1119 GMT, en medio de rumores de que la firma había retirado su oferta de 35,500 millones de dólares por AIA, la filial asiática de AIG, por la volatilidad en los mercados y la resistencia de algunos accionistas.

Operadores dijeron que la especulación también apoyó a la libra, que se elevó a máximos de dos semanas contra el dólar y a un máximo de 11 meses contra el euro. Pru tendría que comprar dólares para pagar la adquisición.

Prudential Plc planea financiar la compra, históricamente la mayor del sector, con la emisión de derechos por 21,000 millones de dólares y debe conseguir el apoyo de 75% para el acuerdo en una votación agendada para el 7 de junio.

Inversionistas temerosos

Pero el resultado de la votación está en duda en medio de las críticas de parte de algunos inversionistas de que Prudential está pagando demasiado y podría tener problemas para fusionar a AIA con sus propias operaciones asiáticas.

La influyente Asociación de Aseguradoras Británicas, cuyos miembros controlan cerca de un quinto del mercado bursátil del país, emitieron esta semana una advertencia sobre el acuerdo, diciéndole a los inversores que consideren cuidadosamente sus opciones.

La luz amarilla fue "meramente un recordatorio de rutina", dijo un portavoz de la asociación.

"Dado el tamaño y la complejidad, los accionistas deben revisarlo cuidadosamente, habría sido extraño si no lo dijéramos", dijo el portavoz.

La advertencia se suma a un reporte de la firma de asesorías RiskMetrics, que recomendó a los inversores votar en contra del acuerdo por el precio, los riesgos de integración y las metas ambiciosas.

El escepticismo de los inversores sobre el acuerdo aumenta por inconvenientes como una traba regulatoria, sin precedentes e inesperada, a comienzos de este mes y por la volatilidad de los mercados.

RDS