Puerto Vallarta, Jal. En la actualidad, de tres a cuatro sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) autorizadas tienen en alerta a las autoridades y organismos auxiliares de supervisión, pues atraviesan problemas de solvencia por lo que podrían ser revocadas.

De acuerdo con Jorge Valle Pérez, gerente del Fondo de Supervisión Auxiliar de Socaps y de Protección a sus Ahorradores (Focoop), de las 156 entidades autorizadas y reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), se le da una atención especial a alrededor de 10 sociedades del sector. Sin embargo, son entre tres y cuatro las que realmente presentan focos rojos.

“De esas 10 que tienen un seguimiento especial, a un grupo más pequeño le damos un seguimiento más firme. En particular son tres o cuatro las que presentan algunos riesgos y podrían caer en alguna eventual revocación, misma que se ha postergado por una falta de definición de la autoridad (CNBV)”, detalló Valle Pérez en el marco de su participación en la IV Reunión de Cooperativas.

Valle Pérez indicó que por el momento el Focoop cuenta con la solvencia para apoyar la salida ordenada de estas socaps con problemas en caso de que sean revocadas, ya sea mediante el pago del seguro de depósito equivalente a 25,000 Udis (alrededor de 157,000 pesos) o con el apoyo de un traslado de activos y pasivos a otra cooperativa de una mayor solvencia financiera.

“El fondo está preparado ante el tamaño de las cooperativas, y no habría un gran impacto a sus recursos”, explicó el directivo del Focoop, que en la actualidad cuenta con un patrimonio de más de 1,700 millones de pesos para apoyar la salida ordenada de las socaps autorizadas a las que les sea revocada su autorización.

Según información del Registro Nacional de Socaps (Renoscap), son cuatro entidades que incumplen con los niveles de capitalización requeridos o no presentaron información sobre dicho indicador.

Caja Popular La Merced, con una membresía de 26,975 socios, es la que presenta una situación menos grave, pues su nivel de capitalización se ubica en 142%, cuando lo requerido es 150%, y por ende es clasificada en el nivel 2 del esquema de alertas tempranas, por lo que sólo tiene que realizar algunas acciones correctivas para volver alcanzar el porcentaje requerido.

Por su parte, la socap Renacimiento Costa Oro, con más de 5,000 socios, tiene una situación más preocupante, al tener un nivel de capitalización de -0.02% y estar ubicada en la categoría número 4, por lo que ya estaría en un escenario de revocación al no cumplir con lo requerido por la autoridad.

Asimismo, las cooperativas El Rosario, con más de 9,000 socios, y Redfin, con 4,800 socios, no presentan información sobre su nivel de capitalización y por ende su autorización podría estar en riesgo. El resto de las socaps autorizadas, es decir 152, cumple con lo requerido por la autoridad respecto a los niveles de capitalización.

Descarta riesgos por estancamiento.

Cuestionado sobre si el poco crecimiento de la economía podría afectar al sector de las socaps en sus indicadores, Valle Pérez dijo que en este tipo de escenarios estas organizaciones han demostrado tener buen comportamiento, por lo que este momento económico no vislumbra un impacto negativo para estas entidades, debido a que ya son instituciones más consolidadas.

“Vemos de reojo los posibles riesgos pero somos optimistas por la consolidación que tiene el sector. Hoy nos sorprende con buenos niveles de liquidez. En muchos casos el socio de una socap pertenece a la economía informal y sigue teniendo dinámica económica”, explicó Valle Pérez.

El directivo del Focoop detalló que ante posibles modificaciones de regulación a las cooperativas, es necesario que se contemplen cambios como una mayor rapidez en los procesos de intervención de una socap en problemas, así como adecuar la regulación a la particularidad del modelo cooperativo.