La Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, también conocida como Ley Fintech, fue todo un reto para las plataformas que ya operaban desde antes de su promulgación, por lo que la llegada de la normativa hizo que cambiaran sus procesos para alinearse a las nuevas reglas, indicó Gerardo Obregón, cofundador de la plataforma de financiamiento colectivo Prestadero.

En entrevista, el cofundador de esta plataforma, la cual recientemente se sumó al universo de empresas autorizadas para operar bajo la Ley Fintech, explicó el camino que la llevó al espectro autorizado, donde hasta el momento existen 14 empresas y están pendientes otras 32 para que se les otorgue el aval definitivo.

“Tuvimos que cambiar mucho la manera de cómo operábamos. Cuando no había una regulación específica en el sector tuvimos que generar nuestros propios procesos y métodos de operar y cuando llega una ley con nuevos requisitos y necesidades, tienes que volver hacer todo”, explicó el directivo de Prestadero, que comenzó a operar en el 2012, seis años antes de que se publicara la normativa, que fue en marzo del 2018.

De acuerdo con la CNBV, de las 14 autorizaciones que se han publicado en el Diario Oficial de la Federación de empresas que han obtenido el aval para operar bajo la Ley Fintech, seis son entidades que operaban al amparo del Artículo octavo transitorio de la normativa, es decir, que iniciaron operaciones antes de marzo del 2018, y tenían que ingresar la documentación en tiempo y forma para continuar con su operación hasta una resolución definitiva.

Obregón destacó que para Prestadero alinearse a los requisitos regulatorios, cuando ya llevaban años operación, fue complicado, pues se tuvieron que realizar diversos cambios para alinearse a la normativa.

“(El gran reto) fue justamente esta transición de estar operando como una entidad no regulada a una regulada y lo que implica eso”, acotó Obregón.

Con la autorización, el fundador de Prestadero destacó que ahora la plataforma se enfocará en mejorar la experiencia de usuario y poder ofrecer mejores productos, tanto de crédito como de inversión, a sus más de 500 usuarios registrados en ella.

“En México hemos vivido con una exclusión financiera importante, mucha de esa exclusión es voluntaria porque los productos de crédito e inversión son muy malos...Ahí es donde entra Prestadero, en otorgar créditos y productos de inversión justos”, acotó.

Cero y van 14

Autorizaciones

La CNBV informó  hace dos días que, a la fecha se han otorgado 14 autorizaciones de fintech, todas ellas publicadas en el DOF.

Algunas ya operaban

Seis de las entidades autorizadas ya operaban al amparo del Artículo octavo transitorio de la Ley Fintech  y ocho son de nueva creación.

Pendientes

Otras 32 entidades de tecnología financiera tienen ya el visto bueno de la autoridad para poder ser autorizadas a la brevedad.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx