Santander, Esp. Es necesario trabajar en un nuevo orden internacional, con una nueva gobernanza mundial, porque cuando el mundo es bipolar -con Estados Unidos y Europa por primera ocasión con intereses diferentes-, es distinto negociar a como era hace algunos años, advirtió Enrique Iglesias, secretario general Iberoamericano, al clausurar los trabajos del XI Encuentro Santander-América Latina.

Con la experiencia que le da haber presidido por más de 17 años el Banco Interamericano de Desarrollo, Iglesias dijo que se requiere un largo periodo de negociación en esta nueva arquitectura económica, en donde naciones de Oriente se colocarán como las nuevas potencias mundiales, por encima del Occidente.

Incluso, hacia el interior de la Unión Europea tienen conceptos muy diferentes sobre la forma de resolver los problemas de la región.

Y aquí aprovechó para darle a los asistentes una lección de lo que se hizo durante la crisis de deuda en América Latina:

Cuando se enfrentaron estas crisis, nos pusimos de acuerdo en cuatro frentes: primero, poner una solución a la deuda, y se hizo; segundo, hilar un plan fiscal serio; tercero, se hicieron reformas básicas, la reforma financiera, la laboral, y cuarto, se hizo un plan de estímulo con fondos del exterior. Pero movilizar dos o tres frentes está condenado al fracaso o al calvario . Sin embargo, dijo que Europa tiene las espaldas anchas para salir de la situación que enfrenta.

Sobre América Latina, dijo que tiene grandes luces y sombras. Hay imperfecciones claras, pero el hecho de tener menor deuda, menores reservas y sistemas financieros más sólidos hacen ver luces importantes en el ámbito internacional. Hay una generalizada estabilidad , dijo.

Insistió en que debe haber un mundo más equitativo y, de alguna forma, hay que ver cómo defender ciertos valores para tener un mejor futuro .

REFORMA FISCAL, ¡YA!

Ante la llegada de un nuevo Congreso en México, es necesario destrabar ciertas rigideces políticas que han impedido avanzar en la reforma fiscal que requiere, para hacer viable el enorme potencial que tienen el país y su economía, dijo. Agregó que México lleva muchos años trabajando en una reforma fiscal, éste no es un tema de un día y supone muchos acuerdos políticos.