La información sobre las contingencias laborales de la banca de desarrollo que opera en nuestro país es dispareja debido a la existencia de sistemas mixtos de retiro. Sin embargo, de las siete instituciones que componen la llamada banca de fomento, en tres (Nafin, Bancomext y Banobras) se registran los saldos más altos. También mientras que algunas proporcionan datos escuetos, otras ofrecen información un poco más detallada.

De acuerdo con los reportes actuariales que por ley se tienen que enviar al Ejecutivo por medio de la Secretaría de Hacienda y que a su vez se entregan al Congreso, se desprende que no hay uniformidad en materia informativa de los recursos que se deben desembolsar para las pensiones.

En el 2011, Nafin registró contingencias laborales por 12,891 millones de pesos, que son obligaciones laborales por pensiones y primas de antigüedad. De esta cantidad, 6,231 millones corresponden a inversiones de fondos para beneficios laborales al retiro y el resto para provisiones para obligaciones laborales al retiro.

BANCOMEXT

Bancomext es la única que informa el número de jubilados que tenía al 31 de diciembre del año pasado, con 919 personas, y abunda sobre los saldos de los fondos de pensiones. Por ejemplo, el fideicomiso del fondo de pensiones de beneficios definidos contaba con un saldo por 10,169 millones de pesos. El fondo de pensiones de contribución definida disponía de recursos por 190 millones de pesos y el fondo del Complemento del Préstamo Especial para el Ahorro (PEA) y Préstamos por 2,367 millones de pesos.

Se hicieron aportaciones en dichos fondos por 678 millones de pesos, 8 millones y 102 millones de pesos, respectivamente. Se estima que en el 2012 el total del fondo de pensiones será de 255.7 millones de pesos.

BANOBRAS

En Banobras se asegura que la integración e inversión que tiene en la actualidad el fondo de pensiones y primas de antigüedad de los trabajadores del banco representa el patrimonio que garantiza que se cumplirá con los compromisos por contingencias laborales.

La información fue calculada por un asesor actuarial independiente al cierre del 2011. En las obligaciones laborales por pensiones y primas de antigüedad, el saldo de la inversión de fondos para beneficios era de 7,330.2 millones de pesos y el correspondiente a provisiones para obligaciones laborales al retiro, de 6,353.4 millones de pesos.

En los beneficios posteriores al retiro, los saldos de las inversiones y provisiones eran de 4,269.8 millones de pesos y 2,761.6 millones de pesos en cada caso.

BANSEFI Y SHF

Bansefi registró un saldo por obligaciones laborales por pensiones y primas de antigüedad de 38.5 millones de pesos y 14.4 millones por obligaciones laborales por otros beneficios al retiro.

En la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) la valuación de las contingencias laborales presentó un saldo de 1,212.3 millones de pesos en obligaciones laborales por pensiones y primas de antigüedad, que incluyen la inversión de fondos para beneficios y de 952 millones de pesos en provisiones. El saldo de beneficios posteriores al retiro en inversiones es de 804.2 millones de pesos y 472.4 millones en provisiones.

En el estudio actuarial se tomó en cuenta las primas de antigüedad, pagos en curso a jubilados, pensiones por incapacidad, invalidez y fallecimiento, pensiones por jubilación de acuerdo con el régimen anterior y el transitorio, pagos por separación antes del retiro, gastos médicos y otras prestaciones posteriores al retiro como el especial de ahorro, despensas, deportivo y canasta navideña. Tiene un esquema de pensiones mixto.

BANJERCITO Y FINRURAL

El Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada (Banjercito) indicó que el patrimonio del Fideicomiso del Fondo de Pensiones, Jubilaciones o Primas de Antigüedad complementarias a las de la Ley del Seguro Social para empleados ascendió a 406 millones de pesos, el cual cubre 100% de los requerimientos laborales.

Financiera Rural (Finrural) informó que la reserva para obligaciones laborales por primas de antigüedad para aplicarse durante el ejercicio 2012, conforme el estudio actuarial realizado el año pasado, resultó por un importe de 1.2 millones de pesos, proyectándose un saldo acumulado al final del ejercicio por este concepto por 5.7 millones de pesos. Y las obligaciones laborales de retiro arrojan una reserva contable para aplicarse en el 2012 de 26.7 millones de pesos, lo que resultará en un saldo acumulado al final de este año de 61.7 millones de pesos.

leonor.flores@eleconomista.mx