En el primer trimestre del año, los mexicanos que residen en el extranjero y mandan sus remesas a territorio nacional lograron un nuevo récord, de acuerdo con la información publicada por el Banco de México (Banxico).

Durante los tres primeros meses del año, los paisanos mandaron un total de 7,699 millones de dólares, lo que resultó mayor en 7.1% a los 7,187 millones de dólares que se registraron en el mismo periodo del año pasado.

De esta manera, la cifra del primer trimestre del año rompió un récord y se colocó como el periodo en donde los mexicanos han mandado más dinero a sus familiares que residen en territorio nacional.

El Banxico también informó que durante el primer trimestre del 2019 la remesa promedio fue de 316 dólares. El dato fue mayor al que se registró en el mismo periodo del año previo, cuando los connacionales mandaron a sus familiares alrededor de 308 dólares por remesa.

Los mexicanos prefirieron enviar sus remesas a través de la transferencia electrónica. En el periodo, 7,514 millones de dólares fueron mandados por esta vía, mientras que 142 millones se enviaron en efectivo y especie y sólo 42 millones a través de money orders.

Entre enero y marzo los mexicanos realizaron 24.4 millones de operaciones de envíos de dinero que se comparan con 23.36 millones del mismo periodo del año pasado.

Cabe destacar que tan sólo en marzo las remesas familiares sumaron 2,896 millones de dólares, 8.3% superior a los 2,674 millones de dólares que los mexicanos enviaron en el mismo mes del 2018.

Marzo fue el mes en el cual los mexicanos han enviado más remesas. Además, el dato del tercer mes del año es el más alto del que se tiene registro en el Banxico para un periodo similar.

De acuerdo con el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos, México es la tercera economía receptora de remesas en el mundo, luego de la India y China; no obstante, es la principal receptora de dinero enviado desde Estados Unidos. Sus datos muestran que alrededor de 7.5 millones de mexicanos cuentan con un trabajo en el país vecino del norte.

Factor Trump aún es visible

James Salazar, analista de CIBanco, explicó que las remesas siguen repuntando gracias a las declaraciones que ha realizado, desde campaña, el presidente estadounidense, Donald Trump, así como el buen dinamismo que vive la economía de Estados Unidos.

“Traen toda una inercia desde la entrada a la Presidencia de Trump, por las amenazas que en algún momento hizo, y desde entonces acumulan crecimientos cada mes. A raíz de las amenazas del presidente Trump los connacionales empezaron a mantener el flujo más alto por miedo a las políticas que pudiera tomar”, expresó.

Sin embargo, Salazar no descartó que en un futuro este factor ya no impacte tanto en las decisiones de los mexicanos para mandar mayores montos de dinero, ya que las amenazas no se han materializado.

En cuanto a la actividad económica de Estados Unidos, refirió que ésta ha apoyado al flujo de remesas gracias a la fortaleza que ha presentado el empleo. “El mercado laboral se mantiene sólido y eso ayuda. Creemos que esto seguirá en el corto y mediano plazo”.

El analista de CiBanco estimó que este año las remesas superen el dato que registraron a finales del 2018, de 33,470 millones de dólares.

Pese al optimismo del analista y la fortaleza de las remesas en este primer trimestre, estrategas de Banorte prevén que éstas se desacelerarán en los próximos meses por diferentes motivos.

“El empleo de migrantes mexicanos en Estados Unidos ha moderado su ritmo de avance, con aquellos sin ciudadanía como los más afectados en marzo. En nuestra opinión el dato mejor a lo esperado del PIB en Estados Unidos del primer trimestre no fue tan fuerte como lo sugiere el indicador total, con el consumo desacelerándose en el margen, lo que podría resultar en una moderación en el crecimiento del empleo”, refirieron en un análisis.

En segundo lugar, precisaron que el efecto base será más complicado en los siguientes meses, ya que el año pasado las remesas presentaron tasas de crecimiento por encima de 10% anual.

“En este sentido, consideramos que el ritmo de avance seguirá siendo relativamente fuerte pero se desacelerará en la comparación anual. Consideramos que es improbable una contracción, lo que sólo se materializaría en caso de una recesión en Estados Unidos, situación que no constituye nuestro escenario base”, explicaron.

Michoacán, la que más recibe

En el detalle de la información se puede observar que Michoacán es la entidad de la República que más se ve beneficiada por el envío de remesas. En el primer trimestre del 2019 recibió 10.1% del total que se envió, es decir, 774 millones de dólares.

Le siguió Jalisco, en donde las remesas enviadas sumaron 763 millones de dólares, 9.9% del total; le siguió Guanajuato con 681 millones (8.8%); Estado de México con 443 millones (5.8%) y Oaxaca con 393 millones (5.1 por ciento).

En el otro extremo, Baja California Sur fue la entidad que recibió el menor flujo de remesas, con 18.4 millones de dólares, con lo cual apenas representó 0.2%, al igual que Campeche, donde el envío fue de 18.5 millones.

Quintana Roo también fue otro de los estados que menor flujo de remesas recibió, con 40.1 millones de dólares (0.5%), mientras que Tlaxcala recibió 52.6 millones (0.7%) y Tabasco 57.7 millones (0.7 por ciento).

[email protected]