El Grupo Financiero Inbursa, propiedad del empresario mexicano Carlos Slim, duplicó sus utilidades netas al primer trimestre de 2010 respecto al mismo periodo previo, al pasar de 905.6 millones de pesos a 1,814 millones de pesos.

El reporte financiero de la institución explicó que este crecimiento es resultado del aumento de 13% en ingresos por tarifas y menores gastos administrativos por su negocio de afores; y mejores resultados en su inversora bursátil ante mayores ingresos por cobro de comisiones en las transacciones de los clientes.

apr