El banco y grupo de seguros holandés ING anunció otros 2,400 recortes de empleo en Holanda y Bélgica, mientras se prepara para separar sus operaciones bancarias y de seguros en un contexto de mercados financieros difíciles.

Varios bancos europeos, entre ellos Deutsche Bank y el banco suizo UBS también han efectuado reducciones de personal en los últimos meses en una nueva evaluación de sus negocios después de la crisis financiera.

La última ronda de despidos en ING sigue a un anuncio similar en fecha tan reciente como noviembre y lleva los recortes en los últimos 15 meses a 7,500, o aproximadamente el 9% de la plantilla total del grupo holandés a finales de diciembre.

ING reportó el miércoles una ganancia neta en el cuarto trimestre de 1,434 millones de euros (1,930 millones de dólares), un incremento del 21% respecto al año anterior, gracias al aumento de las desinversiones.

Pero la ganancia subyacente antes de impuestos de las operaciones bancarias fue de 184 millones de euros, a la baja un 72% desde hace un año, mientras que la unidad de seguros pasó de una pérdida de 1,510 millones de euros a una ganancia subyacente antes de impuestos de 272 millones de euros.

Los analistas encuestados por Reuters habían previsto una ganancia neta de 1,587 millones de euros, los brazos de banca y seguros se esperaba que reportaran ganancias subyacentes de 290 y 265 millones de euros, respectivamente.

RDS