La pandemia de Covid-19 revaloró el sentido de la vivienda. La mayoría de la población se refugió en sus hogares ante la emergencia sanitaria, lo cual hizo que los precios de estos inmuebles hayan aumentado en muchas partes del mundo; sin embargo, hay que tener cuidado de que no se trate de una nueva burbuja de vivienda, alertó Walid Moussa, expresidente mundial de la Federación Internacional de Profesionales Inmobiliarios (FIABCI, por sus siglas en inglés).

En su participación en el Foro Internacional FIABCI México, indicó que los precios de la vivienda fueron al alza de manera considerable en distintas partes del mundo, por ejemplo, en Turquía el aumento en el periodo de contingencia fue de 25%, en Filipinas de 14%, en Alemania de 11% y en México hay una subida de precios en ciertas ciudades

“Esto a largo plazo podría ser muy crítico. Debemos de tomar en cuenta las crisis del pasado… A nivel mundial, los precios han subido, pero al mismo tiempo el volumen global de las transacciones ha bajado, porque no todos los países han reaccionado de la misma forma”, acotó Moussa.

Las burbujas inmobiliarias se caracterizan por un incremento excesivo e injustificado en los precios de los bienes inmuebles, que puede causar problemas a largo plazo a las entidades financieras y desarrolladores por no poder cubrirse los créditos destinados para la adquisición de estos activos.

De acuerdo con el exdirectivo de la FIABCI, en esta nueva realidad, muchos gobiernos buscarán adecuar programas para que muchas más personas se puedan hacer de una vivienda propia.

“Vamos a escuchar mucho más de lo que es compra de casas, pero no toda la gente puede adquirir una vivienda, especialmente en crisis, entonces vamos a ver muchos gobiernos trabajando en detonar precios accesibles”, añadió.

El expresidente mundial de la FIABCI destacó que el sector inmobiliario fue impactado en gran medida por la situación de la emergencia sanitaria, sin embargo, a la par de la recuperación, diversas ramas inmobiliarias han tenido un gran dinamismo en inversión, como en los centros comerciales, los espacios para logística e incluso en hotelería e inmuebles para oficinas.

“Hay muchos fondos que están invirtiendo en todo lo que son activos logísticos, especialmente en países donde no había comercio electrónico. En cuestión de espacios para oficinas, vimos una baja en la inversión de 30% a nivel mundial, pero ahora vemos una subida especialmente en prime location, las compañías grandes volvieron a pedir oficinas en lugares prime”, dijo Moussa.

Para el especialista, el futuro de las inversiones inmobiliarias se encuentra en los espacios para logística y centros de datos, así como en inmuebles acondicionados para la atención médica.

“Estamos viendo una subida de inversión en lo que es centros médicos, porque después de la pandemia todo mundo quiere salud, así como en espacios para centros de datos, que son sectores donde los inversionistas no estaban acostumbrados a invertir.

Moussa destacó que las perspectivas para el sector inmobiliario a nivel mundial son positivas, debido a que este año podría finalizar con una inversión 23% mayor que la que se hizo en el 2020, año en el que inició la emergencia sanitaria a nivel mundial.

kg