Como parte de los efectos de la reforma financiera, la Secretaría de Hacienda planteó la modificación de las reglas de operación de los programas de apoyo de la Financiera Rural (Finrural), con el fin de simplificar y mejorar los procesos de operación de varios programas de apoyo que administra el banco de desarrollo.

De acuerdo con la propuesta de modificación a las reglas que se evalúan en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), la modificación más relevante a las reglas de operación de Finrural es que se amplía en 100,000 pesos el apoyo de equipamiento para los intermediarios financieros, para que tengan la posibilidad de adquirir equipo electrónico para hacer operaciones a distancia (banca móvil) y sistemas para facturación en línea.

Asimismo, se adiciona la posibilidad de establecer corresponsalías para sectores marginados en el programa de Apoyo de Sucursales, donde se aporta hasta un máximo de 25,000 pesos por corresponsalía.

Se incrementa el monto del Apoyo de Proyectos de Transferencia de Tecnología de 500,000 pesos a 1 millón de pesos , explicó la Dirección General Adjunta de Promoción de Negocios y Coordinación Regional de Finrural.

La propuesta destaca que los cambios tienen por objeto establecer el destino y la forma en que se canalizarán los recursos de programas como el Programa Integral de Formación, Capacitación y Consultoría para Productores e Intermediarios Financieros Rurales, el Programa para la Constitución y Operación de Unidades de Promoción de Crédito, así como el Programa para la Constitución de Garantías Líquidas y el Programa para la Reducción de Costos de Acceso al Crédito.

Por otro lado, se simplifican los servicios de capacitación y consultoría que deben contratar las empresas rurales (ER) e intermediarios financieros rurales (EIF) que quieran trabajar con Finrural.

La institución explica en la propuesta que la regla contiene actualmente tres servicios para ER y tres servicios para EIF, correspondientes a las fases de diseño, incubación y fortalecimiento del proyecto.

En la propuesta de modificación, estos seis servicios obligatorios se reducen a uno, denominado Apoyo para el Desarrollo de ER y EIF, y que consiste en el pago mensual de un prestador de servicios hasta por 12 meses que tiene por función desarrollar sus competencias o las capacidades técnicas desde la fase en que se encuentre.

Adicionalmente, las presentes reglas coadyuvan al cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo y del decreto por el que se establece el Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre , destaca Hacienda.

ehuerfano@eleconomista.com.mx