Desde el pasado 3 de junio, HSBC México elevó de 211 a 294 el número de sucursales que abren los sábados, en un horario de 9 a 14 horas. Esto es casi una tercera parte de sus oficinas, que ascienden a 973 en total.

En un comunicado, el banco de origen británico detalló que el objetivo de esta estrategia es atender a más clientes que requieran realizar actividades bancarias durante el fin de semana.

HSBC precisó que del número total de unidades que abrirán los sábados, 247 ofrecerán atención de ejecutivos para asesoría sobre productos y servicios, apertura de cuentas y créditos, así como la realización de pagos, y en general operaciones en ventanillas.

Asimismo, señaló que el objetivo de ampliar de 211 a 294 sucursales abiertas los sábados, es atender de mejor manera las necesidades de las personas que de lunes a viernes, por sus distintas actividades, no pueden recibir la asesoría que requieren o realizar operaciones en las sucursales bancarias.

Las sucursales que abrirán sus puertas los sábados se encuentran en diferentes puntos del país, ya sea en centros comerciales, plazas y zonas de alta afluencia, lugares determinados con base en la revisión de la demanda potencial observada por el banco. Su ubicación se puede consultar en el sitio de Internet de la entidad financiera.

Abrir un mayor número de sucursales los sábados nos permite mejorar la atención que proporcionamos a nuestros clientes y complementar la oferta que tenemos disponible de servicios en distintas plataformas, ya sea en los cajeros automáticos, línea telefónica, banca electrónica o en banca móvil , afirmó Juan Parma, director general adjunto de banca de consumo y patrimonial de HSBC para México y América Latina.