De los más de 1,000 millones de pesos que tiene la cuenta del seguro de depósitos de las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), las entidades de esta figura que están autorizadas han aportado 70% a este monto, mientras que 30% restante lo ha aportado el gobierno federal.

Datos del Fondo de Supervisión Auxiliar de Socaps y de Protección a sus Ahorradores (Focoop) arrojan que en la actualidad el saldo de la cuenta del seguro de depósitos es de 1,038 millones 402,722 pesos, de los cuales 750 millones 221,240 pesos han sido aportados por las cooperativas autorizadas y 288 millones 181,482 por el gobierno federal.

Estos recursos sirven para proteger el ahorro de los socios de las socaps autorizadas hasta por 25,000 Udis (alrededor de 134,000 pesos) por ahorrador, en caso de que una de estas entidades tenga que dejar de operar.

Estos más de 1,000 millones de pesos, que representan el saldo de la cuenta del seguro de depósitos del sector de las socaps, se han concentrado desde la creación del Focoop, en el 2009, cuando la figura de sociedad cooperativa de ahorro y préstamo tomó mayor relevancia en materia normativa.

Aunque desde 1951 comenzó a operar la primera cooperativa de ahorro y préstamo en México, fue hasta el 2001 cuando este tipo de entidades tuvo una regulación más específica; sin embargo, el marco normativo era el mismo tanto para las socaps como para las sociedades financieras populares (sofipos), figuras que tienen objetivos diferentes.

Fue en el 2009 cuando se creó un marco normativo específico para las cooperativas, el cual se conoce como Ley para Regular las Actividades de las Socaps, misma que estableció los lineamientos para la creación del Focoop, la cual se dio en febrero del 2011 con el objetivo de ejercer una supervisión auxiliar a entidades de este tipo autorizadas además de administrar la cuenta del seguro de depósitos de los socios de éstas.

Durante todo este tiempo hemos cumplido con las disposiciones emanadas en la ley con el fin de realizar las tareas de supervisión auxiliar y de protección al ahorro, tareas desempeñadas con el más alto nivel de compromiso de acuerdo con lo instruido por el comité técnico y que contribuye con su labor a la consolidación y fortalecimiento del sector cooperativo de ahorro y préstamo de México , se puede leer en la página del Focoop.

El actuar del Focoop

Como lo informó este medio, el Focoop ha apoyado las salidas ordenadas de tres socaps, las cuales estaban autorizadas, pero sus indicadores de solvencia las hicieron caer en supuestos de revocación, por lo que tuvieron que apegarse a esquemas para dejar de operar sin afectar de manera importante a sus socios.

Para estos tres procesos, el Focoop desembolsó 211 millones 369,120 pesos de la cuenta del seguro de depósitos, con la finalidad de no perjudicar a más de 50,000 personas.

Estas tres entidades, todas ubicadas en la península de Yucatán, que se apegaron a esquemas de salida ordenada, fueron: la socap Crescencio A. Cruz, que trasladó sus activos y pasivos a Caja Popular Mexicana y Caja Cristo Rey, que fue rescatada por Acreimex. En estos dos casos, los socios de estas entidades continuaron con el acceso a servicios financieros.

Además, Caja Solidaria Bahía tuvo que ser liquidada y no rescatada como las dos anteriores, por lo que a cada uno de sus socios se liquidó con el seguro de depósitos hasta por 25,000 Udis.

En la actualidad existen 152 socaps autorizadas, que concentran activos por más de 112,709 millones de pesos y atienden a 5 millones 881,169 socios, mismos que están protegidos por el seguro de depósitos que administra el Focoop.

[email protected]