Carlos Rojo Macedo, director general de Grupo Financiero Interacciones, afirma que el país requiere de mucha infraestructura tanto a nivel federal como estatal y municipal, por lo que estima que, independientemente de quién gane la elección presidencial de este año, la necesidad prevalecerá y por lo tanto habrá demanda de crédito para el sector.

Interacciones, que se espera que quede fusionado con Banorte al cierre del primer semestre de este año, se especializa en financiar proyectos de infraestructura en estados y municipios. Aunque a nivel de la administración federal no tiene tanta participación, el director del grupo destaca que el país requiere de mucha infraestructura y es algo a lo que los principales precandidatos a la Presidencia de la República ya han hecho referencia.

“Nosotros participamos poco a nivel de la infraestructura del gobierno federal porque muchas veces sólo requiere un financiamiento a una tasa competitiva, donde a veces participamos, pero la mayoría de las veces tiene áreas que ya desarrollan la asesoría que nosotros damos a entidades federativas”, detalla.

Agrega: “entonces lo que nosotros vemos, es que el país requiere de mucha infraestructura, tanto a nivel federal como a nivel estatal y municipal. Si escuchas los compromisos que han venido haciendo los distintos precandidatos, muchos están muy relacionados con el tema de infraestructura. En temas de seguridad, de salud, de movilidad, pero todos traen una agenda muy importante en ese sentido. Y eso lo que debe originar es que la demanda por crédito de infraestructura, tampoco baje a nivel del gobierno federal”.

En entrevista, el banquero reconoce que el 2018 tiene sus retos para México, en parte por la elección presidencial, pero también por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Sin embargo, aclara que desde Interacciones siempre se ha visto a la incertidumbre como una oportunidad.

“El ADN de Interacciones, la responsabilidad mía y del resto del equipo directivo es que donde pudiera haber algo de incertidumbre, encontremos las oportunidades y una vez encontradas, que tengamos la capacidad de hacerlas nuestras y de ejecutarlas y eso es lo que nos ha caracterizado durante toda nuestra historia”, señala.

ELECCIONES EN ESTADOS, BENÉFICO PARA EL GRUPO

Carlos Rojo explica que los años electorales en estados y municipios son benéficos para el grupo financiero, toda vez que se acelera la demanda de crédito para concluir obras de infraestructura, antes de la veda y del cambio de gobierno.

“Las elecciones a nivel estados y municipios es algo con lo que estamos acostumbrados, es parte natural de nuestro negocio. Todos los años hay elecciones en las entidades federativas, pero es parte de nuestro modelo de negocio, y lo que hemos encontrado es una gama de productos que nos permite atender esa oportunidad que vemos de poder seguir financiado el desarrollo de infraestructura en todas las entidades, pero en particular donde hay elecciones”, refiere.

Aclara que no es que haya más demanda de crédito en estos casos, sino que se acelera la conclusión de las obras.

“Lo que vemos es que la demanda de crédito crece en el primer semestre del año y eso ya lo estamos viendo.

Hoy tenemos un saldo mayor al que cerramos el año pasado. ¿Qué sucede? Pues que vuelve a reactivarse la demanda por financiamiento para proyectos de infraestructura en esas entidades federativas típicamente hasta noviembre y diciembre de ese año, que es cuando el nuevo gobernador entra y él tiene la facultad de poder solicitar este tipo de créditos”, enfatiza.

Precisa que Interacciones no financia a partidos, sino proyectos, por lo que gane quien gane en los gobiernos recibirán préstamos del grupo si así lo requieren.

NO VE QUE SE ATORE PROCESO DE FUSIÓN CON BANORTE

En octubre pasado Interacciones y Banorte anunciaron su intención de fusionarse, y hoy ya están las solicitudes presentadas ante el Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Carlos Rojo no ve motivos para que este proceso pueda atorarse, por lo que insiste en que la perspectiva es que el proceso quede concluido al cierre del primer semestre del año.

“Creo que ésa es una de la grandes virtudes de esta transacción, somos dos bancos donde en realidad hay poco traslape entre lo que hace uno y hace el otro, y eso es una de las grandes virtudes de esto”, expone.

Aclara que una vez concretada la fusión, habrá una complementariedad entre lo que hacen Interacciones y Banorte; menciona que aunque habrá reacomodos de personal en ambas instituciones, éstos serán los menos.

[email protected]