El cambio de sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro (siefores) a fondos generacionales permitirá diversificar más las inversiones de las administradoras de fondos para el retiro (afore) y estabilizar los rendimientos que ofrecen a los trabajadores, indicó Bernardo González Rosas, presidente de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore).

“Estos fondos le dan más estabilidad al trabajador y a los rendimientos, permite que no sólo se invierta más en papel gubernamental, sino también en capital privado, en acciones de empresas, instrumentos estructurados como las fibras, CKDs, Cerpis, derivados y una proporción en el extranjero”, dijo en entrevista.

Explicó que una de las ventajas de los nuevos fondos generacionales es que los trabajadores van a percibir más los rendimientos que se hagan en CKDs o fibras, pues con las siefores, el beneficio se veía acotado.

“Los rendimientos en este tipo de instrumento son de largo plazo, es decir, se perciben en 10 o 15 años, y al cambiarte de una siefore a otra, no te permitía absorber por completo ese rendimiento y con los fondos generacionales sí se podrá”.

El presidente de Amafore destacó que este mecanismo de fondos generacionales es tan eficiente que incluso es recomendado por el Premio Nobel de Economía 1997, Robert C. Merton, porque se adapta a los riesgos que va enfrentando el trabajador a lo largo de su vida.

Durante el primer cuatrimestre del año, 53.77% de las inversiones de las afores se concentró en valores gubernamentales; mientras que 18.31% en deuda nacional; 11.91% en renta variable local; 6.09% en instrumentos estructurados, y 6.02% en renta variable internacional. Apenas 3.9% se destina a fibras, deuda internacional y mercancías.

Cambios tendrán costos

De acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), a más tardar en diciembre, las 10 afores ya no deberán invertir los recursos de los trabajadores en las cinco siefores básicas, sino en 10 fondos generacionales.

Uno de estos fondos será el básico inicial, el cual registrará a personas que sean menores de 25 años.

Asimismo, se tendrán ocho fondos generacionales divididos en grupos quinquenales. Es decir, se tendrá un fondo para invertir los ahorros de trabajadores que tengan entre 25 y 29 años; otro fondo para los que tengan 30-34 años; otro de 35-39 años, y así hasta llegar al fondo que invierta los recursos de trabajadores entre 60 y 64 años.

El último fondo sería el básico de pensiones, el cual administrará los ahorros de los trabajadores que tengan 65 o más años de edad.

Admitió que, si bien es un cambio positivo para el ahorro de los trabajadores, implicará nuevas inversiones por parte de las afores en equipo tecnológico y operativo, así como en personal más especializado en este tipo de fondos.

“Trabajamos de la mano de Consar para ir proyectando y avanzando en la implementación de este régimen (...) se están planteando calendarios para poder lograr la meta final, veremos cómo se van dando los desarrollos de cada cambio, pero el gremio está comprometido a este nuevo esquema”.

Proyectos rentables y sustentables

Con respecto a la reforma a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro que se aprobó en la Cámara de Diputados y que está parada en el Senado, el presidente de Amafore aseguró que lo que se busca es generar mayores rendimientos con inversiones rentables y sustentables.

“Las afores sólo pueden invertir en proyectos que demuestran que pueden tener una rentabilidad de mediano y largo plazos porque así están las reglas que las rigen. Es a través del gobierno corporativo de cada afore que se deciden los proyectos de inversión”.

Ello, en referencia a las especulaciones de que la reforma en el sector se hizo para financiar los proyectos prioritarios del gobierno como la construcción del Tren Maya o el aeropuerto de Santa Lucía.

“Se destinarán recursos en la medida en que cualquier proyecto público o privado muestre rentabilidad y también sustentabilidad, que es un criterio que estamos agregando para que los proyectos en los que inviertan tengan o generen tanto retornos sociales y que protejan el medio ambiente, es decir, sustentables”.