Luego de cuatro intervenciones que ha hecho el Fondo de Protección Cooperativo (Focoop) para apoyar la salida ordenada de tres sociedades cooperativas de ahorro y préstamo autorizadas y así no perjudicar a sus socios ahorradores, éste se encuentra sólido, lo que es bueno para la consolidación del sector.

De acuerdo con Joel Froylán Salas Navarro, presidente del Comité Técnico del Focoop, uno de los retos de este fondo es continuar su consolidación para estar a la altura de los indicadores del sector, pues en la actualidad, aunque se tiene una buena administración y una solidez respaldada por 1,300 millones de pesos, éste todavía se queda distante de los activos del sector que suman 130,000 millones de pesos.

“A primera vista, estos más de 1,300 millones de pesos que tenemos parecieran mucho, pero viendo los activos y las intervenciones,  sigue haciendo falta seguir consolidando el patrimonio del fideicomiso, pero en la actualidad es un fideicomiso sólido que sigue creciendo día con día y que puede hacer frente a lo que hoy pueda suceder en el sector”, explicó en entrevista Salas Navarro.

Los 1,300 millones de pesos que tiene el fondo en la actualidad pueden servir tanto para apoyar esquemas de fusión entre sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) autorizadas con problemas de solvencia así como la liquidación para sus socios, los cuales cuentan con un seguro de depósito que los protege hasta por 25,000 Udis, es decir, alrededor de 150,000 pesos.

Salas Navarro destacó el trabajo que se ha realizado dentro de la administración del mismo fondo: “Las socaps hoy realizan sus aportaciones y sus cuotas están bien programadas, no tenemos problemas de cobranza; hoy tenemos un fideicomiso fuerte, bien administrado y sólido (...) hoy con esta buena administración se hace amalgama perfecta para que el sector se siga consolidando”.

El patrimonio de este fondo, que comenzó operaciones desde el 2011, se compone tanto por las aportaciones de las socaps autorizadas así como las que ha realizado el gobierno federal; se estima que 70% del patrimonio del mismo es por las cooperativas y alrededor de 30% por las aportaciones gubernamentales.

SU TRABAJO DE PREVENCIÓN

Salas Navarro detalló otra de las funciones que realiza el Focoop está enfocada a prevenir situaciones de insolvencia en las cooperativas autorizadas, por lo que se ha instaurado un sistema de semaforización para atender a tiempo los problemas que pudieran tener estas entidades, principalmente en cuestión de sus niveles de capitalización y liquidez.

“Del universo de 157 (socaps) autorizadas, también nos interesan cómo están las de abajo (...) es un semáforo que nos está dando el tiempo necesario, prudente para detectar las alertas”, enfatizó.

Respecto al proceso de consolidación del sector, que comenzó desde el 2001 y el cual ha dejado fuera a algunas socaps, al tener que dejar de operar por no cumplir con los requisitos de la autoridad, Salas Navarro explicó que éste tiene que estar en la agenda del próximo gobierno, a pesar de que en esta administración se realizó un esfuerzo para concluirlo.

“Si bien los tiempos ya no dan (...) lo importante es que no se debe dilatar más este proceso por el natural cambio de administración, debe ser un tema que se debe atender pronto”, dijo Salas Navarro.

Durante esta administración, se dio la autorización de más de 90 socaps que se integraron al universo regulado; sin embargo, se calcula que hay alrededor de 300 cooperativas que tienen que salir del sistema financiero ordenado, es decir, sin afectación para sus socios.