Estos dos años se han caracterizado por la presencia de la pandemia, que ciertamente generó algo de disrupción en algunas cadenas de valor y ha tenido impacto sobre los costos de ciertos insumos; importamos la volatilidad de los precios derivados de condiciones del entorno internacional y no son específicas del mercado de granos o de fertilizantes, así lo mencionó Alan Elizondo Flores, director general de Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA).

En entrevista con El Economista, Elizondo dijo que el 2020 fue el año más complejo porque se juntó con una astringencia muy fuerte de liquidez en los mercados financieros, que alcanzó incluso al mercado bancario.

“Nosotros como entidad de segundo piso la vivimos en primera fila sobre todo en el contexto de un segundo trimestre en el cual, los mercados de deuda públicos se secaron, ese trimestre la colocación fue mínima y la demanda de crédito por el contrario fue mayor a la normal. Percibimos que esta mayor demanda obedeció a temas de aversión al riesgo tanto de las empresas como de los intermediarios financieros”, consideró el directivo.

FIRA ha procurado como política mantenerse presente y no solo eso, donde haya faltado una fuente de liquidez para el sector primario, han amortiguado e incluso hacer imperceptible esa falta de liquidez en el mercado.

 

Operación con UC

El mercado cuenta con alrededor de 80 Uniones de Crédito que reportan información a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), FIRA opera con 21 UC, 12 de ellas en operación indirecta y nueve en operación directa.

“El activo total de las 21 UC suma alrededor de 25,000 millones de pesos, el activo total de las 80 UC se coloca en 60,000 millones, lo que significa que contamos con 40% de presencia en el mercado, especializados en UC del sector agroindustrial, productoras de leche (Alpura y Lala).

“Tenemos a las grandes productoras de granos en el norte del país, como los agricultores de Cuauhtémoc. Hemos abierto más nuestra red algunas UC con una asociación indirecta como es la de UNICCO.

“Nos gusta operar con las entidades que son muy especializadas y regionales, como son la Ganadera de Tabasco, la UCEPCO que tiene interesante presencia en la cadena de café”.

Elizondo consideró que están contentos con la red que operan, ya que se encuentran en un saldo récord con las UC de 5,872 millones de pesos de saldo.

“Vemos niveles de cartera vencida muy controlados, la más baja trae 0%, la más alta trae 3.0-3.1% y si consideras las provisiones para hacerle frente está prácticamente en 0 está la exposición al riesgo, en ese sentido estamos cómodos con la operación”, dijo.

Acciones

En el 2020 lanzaron un paquete para atender las condiciones de la pandemia si bien el sector primario se mantuvo como esencial, “no hubo caídas en la parte de producción, quizás un poco en la cadena de comercialización o de los servicios registraron afectaciones, por ello facilitaron las restructuras de créditos”, explicó el directivo de FIRA.

Dijo que se restructuraron 182 millones de pesos de crédito que se fue a condiciones de más plazo, “y los que tuvieron algún tipo de problemática les dotamos como 225 millones de pesos de crédito adicional, el paquete de FIRA incluyó otras facilidades, pero las dos que observamos con las UC fueron restructuras y crédito adicional para que las actividades de esas empresas no se colapsaran”.

Producto de garantías y otros

Elizondo explicó que existen ciertos productores que son menos consolidados y que no pueden dar un aval, un colateral, quizás no tienen ese número de hectáreas que le pide la UC como colateral al crédito o hay una duda en el perfil de crédito y se tienen dos decisiones dar o no dar el financiamiento, típicamente las entidades optan por no dar el crédito.

“Ofrecemos una garantía, es como un seguro, le damos a la UC la certidumbre de que si el productor incumple, FIRA paga el 50% del saldo, la mitad del riesgo es del gobierno”, dijo.

El producto de garantías es un producto antiguo en el cajón de FIRA y cubre el 50% del saldo, cobran una prima que está más o menos del 1.5 por cien y se conoce como FEGA.

FIRA abrió otra opción de financiamiento a través de un fondo mutual del 10% del préstamo, se deben unir tres entidades que muestran interés de acreditarse.

“En breve vamos anunciar, la primera Unión de Crédito que se unió con una SOFOM y con una SOFIPO, que están buscando canales alternativos con menos requisitos”, concluyó.

patricia.ortega @eleconomista.mx

rrg