Los socios afectados por la quiebra de la cooperativa Caja 30 de Agosto, que operaba en Querétaro, podrían acceder al Fondo para el Fortalecimiento de Sociedades y Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Apoyo a sus Ahorradores (Fipago) con el objetivo de rescatar sus ahorros, ya que ésta se constituyó legalmente antes de la fecha establecida que marca la ley para apoyar a instituciones con problemas de solvencia, informó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

El Fipago y el gobierno del estado de Querétaro trabajan para apoyar a los socios afectadas de Caja 30 de Agosto con la recuperación parcial de su ahorro, toda vez que esta sociedad se constituyó legalmente antes del 31 de diciembre del 2002 y podría ser objeto de apoyo en términos de la ley Fipago una vez que se cumpla con los requisitos señalados por la legislación aplicable , informó el órgano regulador.

Para dichos efectos agrega la Comisión , el gobierno del estado de Querétaro está ordenando la realización del trabajo de auditoría contable, que establece la propia ley del Fipago, a Caja 30 de Agosto.

Asimismo, la CNBV detalló que dicha cooperativa no es una sociedad autorizada ni supervisada por la Comisión y tampoco se sujetó al proceso de regularización descrito en la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo.

El órgano regulador explico que no se encuentra inscrita en el Registro de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo.

La CNBV manifesta que el plazo para que las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo con activos superiores a 2.5 millones de Udis soliciten su autorización vence el 31 de marzo, siempre y cuando se hubieren inscrito ante el registro que lleva el Comité de Supervisión Auxiliar del Fondo de Protección y hayan sido evaluadas por éste.