El sistema financiero de México resistió durante la primera oleada de la crisis financiera mundial y los bancos en ese país mostraron ser rentables y capitalizados de manera adecuada, destacó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin embargo, las autoridades mexicanas deberán mantenerse atentas dado el riesgo de contagio de los shocks mundiales , advirtió el FMI en su informe sobre el último Programa de Evaluación del Sector Financiero de México (PESF,) que realizó junto al Banco Mundial.

México fue duramente golpeado por la crisis, con una reducción abrupta de la actividad económica en 2009 y graves tensiones en los mercados financieros , pero en términos más generales el sistema reaccionó positivamente y los efectos de contagio fueron limitados , indicó.

El FMI recomendó que México debería aprovechar la recuperación económica para consolidar los logros recientes en el alcance de la supervisión del sector financiero estableciendo un mandato fijo para el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y ajustando la composición de su Directorio.

En general, nuestra evaluación del sistema financiero de México es muy positiva , sostuvo Fernando Montes-Negret, experto principal del Sector Financiero del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital y jefe del equipo del FMI que realizó la actualización del PESF.

Agregó que el país tiene mejores herramientas para hacer frente a crisis sistémicas y llevar a cabo una supervisión competente .

Sin embargo, ha habido episodios de tensión internacional en los últimos años y dadas las importantes vinculaciones de México con la economía mundial y con los bancos españoles, las autoridades deben seguir de cerca la evolución y responder de manera rápida a los riesgos internos e internacionales que se presenten , puntualizó.

El primer PESF se llevó a cabo en México en 2001 y en 2006 se realizó una actualización. La evaluación de 2011 es parte de una serie de PESF de grandes países que ha emprendido el FMI.

apr