Después de un proceso que ha durado varios años, en este 2017 se dará un paso importante para la consolidación del sector de sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), pues la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) finalizaría con las autorizaciones de las entidades que han solicitado continuar con sus operaciones.

De acuerdo con César Zepeda, presidente de la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex), los planes tanto de la autoridad como del sector son que este año finalice el proceso de autorizaciones, por lo que sólo quedaría pendiente la salida ordenada de aquellas que no hayan conseguido su autorización.

Hay expectativas por parte de la CNBV de que en este 2017 se pueda terminar con el proceso de autorizaciones para ya no tener pendientes, salvo de algunas cooperativas que por su tamaño o su complejidad se tenga que llevar algunos meses más que abarquen el próximo año, pero básicamente podríamos estar hablando de que el 2017 sería el año de la consolidación del sector , expresó Zepeda en entrevista.

Según el Fondo de Supervisión Auxiliar de Socaps y de Protección a sus Ahorradores (Focoop), en la actualidad existen 28 entidades de este tipo en proceso de autorización, las cuales concentran alrededor de 5,300 millones de pesos en activos y atienden a 319,385 socios.

De estas 28 entidades, 24 son analizadas por la CNBV y cuatro se encuentran a la espera del dictamen que emita el Comité de Supervisión Auxiliar del Focoop.

Las socaps que sean autorizadas para continuar sus operaciones se sumarían al universo de 152 entidades de este tipo que cuentan con el aval para operar, mismas que suman 113,419 millones de pesos en activos y atienden a cinco millones 925,932 socios, los cuales cuentan con un seguro de protección a sus ahorros hasta por 25,000 udis (134,000 pesos aproximadamente).

Una vez que termine ese proceso de autorizaciones, ya se tendría un panorama claro de cuántas cooperativas autorizadas han resultado de este proceso y seguiremos trabajando de la mano con las instituciones correspondientes para efectos de buscar salidas ordenadas para las cooperativas que no pudieron lograr el objetivo de autorizarse , agregó el presidente de Concamex.

Cabe mencionar que la primera socap en México comenzó a operar desde 1951 y, aunque en años posteriores hubo intentos de establecer un marco normativo para este tipo de entidades, fue hasta el 2001 que se estableció un régimen más formal para ellas y donde se establecieron plazos para que el sector se ordenara y se regularizara.

A pesar de que desde un inicio se estableció que el ordenamiento del sector finalizaría en el 2012, hubo prórrogas que aplazaron dicho proceso hasta el 31 de septiembre del 2014, fecha en la que las socaps que pretendían tener el aval para operar ya tenían que haber solicitado su autorización a la CNBV.

El pendiente

En caso de que este año se dé solución a los expedientes de las 28 socaps que están en proceso de autorización, sólo quedaría pendiente la salida ordenada de las entidades que tienen que dejar de operar pero que no lo han hecho pues no se han apegado a un esquema contemplado para cerrar sus puertas.

De acuerdo con el Focoop, hay 114 entidades que caen en este supuesto y que se encuentran en diferentes procesos para dejar de operar. Estas socaps tienen registrados a cerca de 777,000 socios y concentran activos por casi 8,000 millones de pesos.

Al respecto, César Zepeda comentó: (Con estas entidades) es más lenta su salida, por los procesos que se tienen que realizar (...) no es tan ágil como quisiéramos pero afortunadamente hay mucha disposición .

Para estas entidades existe el Fipago, mismo que apoya la salida ordenada de las socaps sin afectar de manera importante a sus socios ahorradores.

[email protected]