Aunque los jugadores del sector financiero analizan el tema de las criptomonedas de manera permanente, no se ve, en un futuro cercano, que estas puedan ser de curso legal en el país. La Asociación de Bancos de México (ABM) considera que hay todavía mucho por platicar en este sentido; mientras que el Banco de México (Banxico) ha hecho énfasis en marcar una sana distancia de las criptodivisas que hoy existen y que están fuera del ámbito regulado.

A nivel mundial, los bancos centrales están en una profunda reflexión sobre el tema de las monedas digitales, ello, ante la proliferación de criptomonedas que, en su mayoría, no cuentan con el respaldo de las autoridades. Apenas hace unos días El Salvador se convirtió en el primer país en reconocer al bitcoin como moneda de curso legal.

En su momento, el Banco de México (Banxico) ha destacado que las monedas digitales son un tema de interés y que, desde el interior, se está en una profunda reflexión del tema, pero ha sido claro en que se debe guardar una sana distancia de las criptodivisas que hoy están en circulación en el terreno no regulado.

“Hemos sido muy claros en nuestra regulación, en hablar de una sana distancia entre los criptoactivos y el sistema financiero. Las instituciones financieras no tienen permitido, por ejemplo, financiar posiciones apalancadas en criptoactivos, recibirlos como colateral, o inclusive ofrecerlos de manera directa en un portafolio”, dijo el jueves el gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León.

Resaltó que los criptoactivos están en su territorio, “están en su espacio y sentimos que tenemos que ser cuidadosos de esa sana distancia entre los dos, precisamente para evitar confusiones de cara al consumidor”.

No obstante, subrayó que no sólo en el Banxico, sino entre todos los bancos centrales, se está haciendo una reflexión muy profunda acerca de cómo proveer, de la mejor manera posible, las llamadas monedas digitales, pero de manera directa por los organismos centrales.

“Hemos estado haciendo y acompañando esta reflexión, y lo seguiremos haciendo hacia adelante”, mencionó.

Opción lejana

Para la ABM no se ve, en el corto plazo, que las criptomonedas puedan ser de curso legal en el país.

“Hemos tenido conversaciones con los diferentes reguladores, en particular con el Banco de México, y claramente hoy la señal es que las criptomonedas, por el momento no serán, y no se ve que en el futuro cercano, sean un elemento de cambio; una moneda de cambio como una moneda de curso legal”, expuso Daniel Becker, presidente de la ABM.

Subrayó que sí ha habido pláticas con el banco central respecto a este tema, pero es algo que apenas está evolucionando, además de que debe hacerse énfasis en que, en caso de que un organismo central emita este tipo de criptodivisas, tendrían características muy diferentes a las que hoy se conocen.

“Evidentemente hay algunas iniciativas preliminares, muy preliminares, con respecto a que los bancos centrales puedan emitir criptomonedas, que ya tendrían entonces otra característica que las que conocemos ahorita, que están en este mundo financiero no regulado y que es a través de blockchain, pero que no tiene nada que ver con las emitidas por el gobierno”, dijo.

Agregó: “me parece que hay todavía mucho recorrido por platicar en ese sentido”.

Raúl Martínez-Ostos, vicepresidente de la ABM destacó, por su parte, que hay información incompleta respecto a este tema, pues hay muchos inversionistas que están poniendo dinero en criptomonedas de una forma, pensando que son una cosa cuando son otra.

“Es muy importante, como actores del sector financiero, ejemplificar el tema de que no es un medio de pago hoy por hoy, y que no se genere una noción equivocada sobre esta corriente dentro del sector financiero”, dijo.

eduardo.juarez@eleconomista.mx