El Banco Central Europeo (BCE) exige a Bankinter, Kutxabank, Santander, BBVA, CaixaBank, Abanca Corporación Bancaria, Unicaja Banco, BFA Tenedora de Acciones (donde se encuentra Bankia) e Ibercaja Banco menos capital del Pilar 2 que exige al promedio europeo, de 2.1 por ciento.

Por primera vez, el supervisor publicó los requerimientos de capital adicional del Pilar 2 para cada banco que supervisa directamente para “mejorar la transparencia”.

Los requerimientos de Pilar 2 son exigencias de capital por encima del mínimo regulatorio (conocido como Pilar 1) destinados a cubrir los riesgos infravalorados, son los requerimientos específicos de capital adicional para cada banco según sus riesgos.

Estos requerimientos son obligatorios y su incumplimiento puede tener consecuencias jurídicas directas para las entidades de crédito.

El BCE determina estos requerimientos mediante el proceso de revisión y evaluación supervisora.

Los bancos grandes deben divulgar sus requerimientos de Pilar 2 con periodicidad anual.

En promedio, los requerimientos de Pilar 2, que el supervisor fija para cada entidad, se situaron en esta revisión en la zona del euro en 2.1%, sin cambios respecto al 2018.

El proceso de revisión y evaluación supervisora del 2019 es un ejercicio anual en el que el BCE examina los riesgos de las entidades de crédito y determina los requerimientos y una recomendación de capital para cada una de ellas, por encima del capital mínimo legalmente exigido.

Los requerimientos de capital adicional son obligatorios y deben aplicarse desde el primer trimestre del 2020, pero la recomendaciones, no.

Exigencias concretas

El BCE exige a Santander, BBVA y a CaixaBank un requerimiento de capital del Pilar 2 de 1.5%, respectivamente.

En el caso de Bankinter y Kutxabank, las exigencias de capital adicionales son menores, de 1.20 por ciento.

A Unicaja Banco y Abanca Corporación Bancaria, el BCE les exige un capital adicional de 1.75%, respectivamente, y a BFA Tenedora de Acciones, donde se encuentra Bankia, e Ibercaja Banco, de 2 por ciento.

Pero a Banco de Crédito Social Cooperativo (2.50%) y Banco Sabadell (2.25%) les exige por encima de la media.

El presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria, dijo al presentar las cifras de la revisión que no miran a países específicos, sino la situación de cada banco y que “puede haber aspectos macroeconómicos que pueden afectar a los bancos de un país”, como los riesgos para el crecimiento.

La mayor parte de las entidades significativas cuenta con niveles de capital de máxima calidad superiores a los requerimientos y la recomendación de capital totales.

Pero seis de los 109 bancos que participaron en la revisión del 2019 mostraron niveles de capital de nivel 1 ordinario (CET1), el de máxima calidad, compuesto fundamentalmente de acciones ordinarias, inferiores a la recomendación de Pilar 2.

El BCE ha solicitado a los bancos que no adoptaron medidas satisfactorias en el último trimestre del 2019 medidas correctoras con un calendario preciso.