Aunque en el 2015 las autorizaciones para que las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) no fluyeron con la misma constancia que en el 2013 y el 2014, representantes del sector esperan que este año la autoridad agilice los avales a este tipo de entidades y así se apresure la consolidación del sector de ahorro y crédito popular.

En entrevista, César Zepeda Prado, presidente del consejo directivo de la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex), reconoció que en el 2015 temas como el fraude de la sociedad financiera popular (sofipo) Ficrea y otros aspectos detuvieron el avance de las autorizaciones a socaps.

Pese a esto, el representante de la Concamex prevé que este año exista un proceso más ágil y constante respecto de las autorizaciones que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) otorgue a las socaps para continuar con sus operaciones.

Se pretende en el inicio de año (2016), en las juntas de gobierno (de la CNBV), tratar de autorizar un número importante de cooperativas (...) Este año vamos a ver un proceso más ágil y constante respecto de autorizaciones , explicó Zepeda.

De acuerdo con la autoridad, en la actualidad se encuentra en proceso de revisión de 39 socaps para determinar si se autoriza que continúen operaciones o se tengan que apegar a un esquema de salida ordenada del sistema financiero.

Frenón en el 2015

En la actualidad, existen 147 socaps autorizadas, de las cuales más de 70 lo han hecho en el transcurso de la presente administración; sin embargo, en el 2015 sólo se autorizó a cuatro entidades para que continuaran sus operaciones, cuando en el 2014 fueron 12 y en el 2013, 62.

En el 2014 se hicieron reformas a la ley que rige a las socaps, con la finalidad de que las entidades que cuentan con activos superiores a los 2.5 millones de Udis se registraran ante el Comité de Supervisión Auxiliar y así la CNBV procediera a la evaluación de expedientes de las cooperativas de ahorro y préstamo para continuar sus operaciones.

Para Zepeda Prado, desde que se redefinieron las reglas para inscribirse al Comité de Supervisión Auxiliar, las socaps que buscaron ser autorizadas se enfocaron en su inscripción a éste, por lo que ahora que el plazo ya concluyó para solicitar su registro, la mayor carga de trabajo se encuentra en la CNBV para dar viabilidad a las autorizaciones.

Casi todas las socaps se enfocaron en obtener un dictamen favorable del Comité de Supervisión Auxiliar, que es el primer paso para obtener la autorización formal de la CNBV , detalló el representante de Concamex.

Las 147 socaps autorizadas atienden a 5.5 millones de socios y concentran 98,249 millones de pesos. Estas entidades cuentan con un seguro de protección de su ahorro de hasta por 25,000 Udis (133,000 pesos) por cada socio.

Las primeras autorizaciones de socaps iniciaron en marzo del 2006 y el 31 de marzo del 2014 finalizó el plazo para que las socaps con activos superiores a 2.5 millones de Udis solicitaran su autorización , detalló la CNBV en el más reciente reporte del sector correspondiente a septiembre del 2015.