Las aportaciones que realizamos a nuestra cuenta individual en la Afore, tanto la cotización obligatoria como las contribuciones voluntarias, son invertidas en fondos llamados Sociedades de Inversión Especializada de Fondos para el Retiro (Siefore). Estos portafolios se conocen como Siefore Básicas Generacionales (SBG), ya que, de acuerdo con nuestro año de nacimiento, estamos asignados a una de ellas. Todas las Afores manejan 10 SBG definidas por rangos de año de nacimiento. Así, por ejemplo, a una persona nacida en el año 1986, le corresponderá la llamada SBG 1985-1989. De acuerdo con el momento de vida del trabajador se invertirá en proyectos adecuados que buscarán obtener el mayor beneficio para él.

¿Por qué es útil conocer y entender los rendimientos que nos proporcionan?

Como titular de una cuenta individual en una Afore, ¿Por qué me interesa conocer el rendimiento que generan los recursos invertidos en las SBG? Básicamente por cuatro razones:

  1. Al elegir por primera vez una Afore para que se depositen en ella las cotizaciones de mi afiliación al IMSS, ISSSTE o de manera independiente, será más atractiva aquella que comparativamente ofrezca mayores rendimientos.
  2. Como tengo la libertad de traspasar mi cuenta de una administradora a otra, con más razón me interesará hacer una comparación de rendimientos para tomar una buena decisión.
  3. Me interesa darles seguimiento a cómo crece mi dinero a través de los rendimientos para saber en cuanto se está engrosando el saldo de mi cuenta individual, ya que entre mayor sea este último, tendré una mejor pensión al momento de mi retiro.
  4.  Conocer los réditos o el beneficio que se genera, es un incentivo para decidirme a realizar ahorro voluntario, ya que es conveniente ahorrar más cuando los rendimientos son más atractivos.

¿Cómo puedo enterarme sobre los rendimientos?

Para facilitar la comparación de rendimientos entre las SBG, la autoridad en la materia que es la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) calcula mensualmente un Indicador de Rendimiento Neto (IRN) para las 10 SBG de cada una de las 10 Afore que existen en el mercado mexicano. Este IRN es el referente oficial y las Afore lo tienen que incluir de manera obligatoria en los estados de cuenta cuatrimestrales que proporcionan a sus clientes. La CONSAR ha venido modificando la manera de calcular dicho índice. Así, la metodología vigente entró en vigor en diciembre 2019[1]. Dicho método de cálculo es muy técnico y especializado, y no es de fácil comprensión para la mayoría de los cuentahabientes. Por ejemplo, establece que un mejor rendimiento implicará una mayor pensión en el futuro por lo que para esa medición crea el concepto denominado “Unidades de Pensión”, que básicamente se refiere al monto de pensión que con los rendimientos actuales se podrá obtener. Asimismo, los IRN son el promedio ponderado de los promedios móviles de los rendimientos de mercado medidos en Unidades de Pensión y calculados a horizontes de 36, 60 y 120 meses, con ponderaciones de 20, 30 y 50% respectivamente.

Una alternativa más sencilla: la información de Afore XXI-Banorte

En vista de la complejidad que representa un entendimiento claro sobre este IRN, Afore XXI-Banorte con autorización de la CONSAR ha decidido informar a sus clientes acerca de los rendimientos que genera mediante un indicador más sencillo, directo y claro, que utilice para su cómputo menos variables y años de comparación. Por transparencia, se basa en la información publicada por la CONSAR. Como cada SBG es un fondo de inversión, éste se integra con un número de acciones que tienen un valor, o sea, un precio. Así, este indicador presenta los rendimientos anualizados para los últimos 12 meses del precio de la acción al que se le descuenta la comisión que cobra la Afore. En la liga https://www.xxi-banorte.com/inversiones/ el público podrá encontrar el comportamiento de este indicador para cada una de las SBG que además se compara con el de todas las Afore.

Conviene destacar que, a agosto de este año, este indicador para XXI-Banorte en sus 10 SBG ha registrado un rendimiento superior al promedio de todas las Afore. Por ejemplo, si se considera la SBG 1990-1994, el rendimiento anualizado de los últimos 12 meses con XXI-Banorte fue 12.94% frente al promedio ponderado de todas las Afore que fue de 12.15%. Éste se compara muy favorablemente frente a rendimientos de otros instrumentos de inversión, también de bajo riesgo, como por ejemplo los Cetes que rondan por 4.25% o los certificados de depósito bancario (Cedes) con rendimientos alrededor de 3.2%.

Ventajas que brinda el indicador de XXI-Banorte

Presentar la información de rendimientos como lo hace XXI-Banorte, resulta ser un concepto muy tangible y claro, además de que al ser un indicador de los últimos 12 meses es un mejor reflejo del crecimiento de mi saldo que utilizar un horizonte de 5 ó 10 años. Con ello se recalca que los rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros. Asimismo, facilita la comparación con otros instrumentos de inversión, lo cual es importante para la decisión del realizar ahorro voluntario.

Reitero que si el lector(a) desea conocer más sobre este importante tema de la comparabilidad de rendimientos y las ventajas que le ofrece al respecto Afore XXI-Banorte, puede visitar la página ya mencionada https://www.xxi-banorte.com/inversiones/.

[1] La metodología completa puede consultarse en el Diario Oficial de la Federación del 17 de septiembre del 2019.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.