La Comisión Nacional Bancaria y de Valores ratificó a los siete bancos más grandes que operan en México (BBVA Bancomer, Citibanamex, Banorte, Santander, HSBC, Scotiabank e Inbursa) como de importancia sistémica local.

La designación de instituciones de importancia sistémica local busca identificar a las entidades de crédito, cuya quiebra potencial pudiera afectar la estabilidad del sistema financiero o de la economía de un país, a fin de requerirles, en función de su nivel sistémico, un suplemento de capital.

En este sentido se prevé para estas entidades la constitución del suplemento de conservación de capital adicional, que se constituirá con un extra al 10.5% del índice de capitalización mínimo requerido actualmente a las instituciones de banca múltiple.

La evaluación para designar a las instituciones de importancia sistémica local se realizó por primera vez, de acuerdo con lo establecido en Basilea, en el 2016, y se revisa de forma anual desde entonces.

De esta forma, para BBVA Bancomer, el banco más grande del sistema, se establece la obligación de contar con 1.50 puntos porcentuales de capital adicional a 10.5% obligatorio a constituirse en los siguientes años. Mientras que para Santander y Citibanamex el requerimiento es de 1.20 puntos adicionales; para Banorte de 0.90 (hasta antes de la fusión con Interacciones), y para HSBC, Scotiabank e Inbursa, de 0.60 puntos porcentuales extra cada uno.

Sin embargo, hasta abril de este año, estos siete bancos cumplían con creces no sólo 10.50% de capital mínimo requerido, sino el adicional por tratarse de entidades de importancia sistémica local.

A ese mes, BBVA Bancomer tenía 15.26% de capital; Santander 15.40%; Citibanamex 14.40%; Banorte 17.57%; HSBC 12.65%; Scotiabank 14.46%, e Inbursa 19.66 por ciento.

Estos siete bancos concentran alrededor de 80% de los activos del sistema, porcentaje similar de cartera y de pasivos.

Fitch ratifica calificaciones

Por su parte, Fitch Ratings ratificó las calificaciones con perspectiva Estable a seis de los siete grandes bancos: BBVA Bancomer, Citibanamex, Santander, HSBC, Scotiabank e Inbursa; mientras que las de Banorte las puso en observación Negativa, ello, como resultado de la fusión con Interacciones, concretada apenas hace unos días.

“Estos siete bancos representaron 78.4% de los activos totales del sistema al cierre de abril del 2018. Las acciones de calificación de ellos se fundamentan en factores múltiples como sus franquicias generalmente fuertes, modelos de negocios diversificados, varias dinámicas de tenencia accionaria y entorno operativo.