Pasada la elección presidencial, la banca reiteró que trabajará de la mano con el nuevo gobierno que encabezará, a partir del 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador.

El sector, integrado a junio pasado por 50 instituciones, no ve una disminución en la colocación del crédito hacia adelante; por el contrario, estima que siga con el ritmo de crecimiento de los últimos años. De hecho, ya tiene listo un plan estratégico que presentarán a la próxima administración para trabajar de la mano.

En este sentido, la banca sigue con sus inversiones para continuar por la misma línea en el crecimiento del negocio. Sólo entre el 2018 y el 2019 diversas instituciones estarán invirtiendo, según fuentes del sector, alrededor de 60,000 millones de pesos.

Algunas de estas inversiones son nuevas y otras son parte de los planes estratégicos que anunciaron los bancos desde hace algunos años. El destino de las inversiones es, sobre todo, para mejorar la infraestructura, remodelación de sucursales, impulso de la banca digital, electrónica y mejorar los sistemas de seguridad, entre otros objetivos.

Hoy día están vigentes millonarias inversiones anunciadas por algunos bancos en años anteriores. En el 2017, BBVA Bancomer anunció una inversión por 1,500 millones de dólares para los siguientes cinco años; es decir, hacia el 2022. Ésta, de acuerdo con lo dicho por directivos del banco en su momento, es sobre todo para temas de innovación tecnológica y transformación digital.

Años atrás, BBVA Bancomer ya había anunciado una inversión por 3,500 millones de dólares, que ya prácticamente concluyó, y que incluyó la remodelación de todas sus sucursales y la construcción de sus nuevas sedes corporativas, incluida la torre sobre Paseo de la Reforma.

En el 2016, Citibanamex anunció una inversión por 25,000 millones de pesos para los siguientes cuatro años, esto es hasta el 2020.

Este monto, según se explicó en su momento, también está destinado para renovar la imagen del banco, abrir nuevas sucursales y migrar algunas a oficinas más digitales, además de impulsar su plataforma tecnológica.

Otros de los grandes bancos, como Banorte y Santander, también han anunciado recientemente fuertes inversiones.

En el 2016, Santander dio a conocer una inversión por 15,000 millones de pesos hacia el 2019. De igual forma, este monto está dirigido para mejorar la red de sucursales, migrar a cajeros  multifuncionales, la digitalización de procesos y buscar la atracción de más clientes, además de la creación de nuevos productos.

Banorte, en tanto, también anunció este año una inversión por 6,500 millones de pesos, parte de la cual será para temas de innovación, y el grueso para otros programas como renovación de sucursales, crecimiento de red de cajeros e impulsar la banca móvil y por Internet.

Actualmente operan en México 50 bancos, pero siete, entre los cuales se encuentran los referidos, concentran alrededor de 80% de los activos del sector. Al cierre del primer semestre del 2018, los bancos registraron una utilidad de 78,400 millones de pesos, 10.7% más que en el mismo periodo del año anterior. En el 2017, el beneficio del sector rebasó 137,000 millones de pesos.