Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación Mexicana de Bancos, indicó que los niveles de las tasas de interés en el sector se encuentran en sus niveles mínimos en la historia del país.

La banca tiene una enorme solvencia y liquidez, con un índice de capitalización de 15.3%, lo que se traduce en que, en un escenario hipotético, podríamos incrementar la cartera de crédito hoy en 31%, sin requerir mayor capital adicional , refirió.

Durante su participación en la presentación del Programa de Eficiencia Energética de los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), sostuvo que ello implica que actualmente podrían prestar 134,000 millones de dólares.

Además, indicó que la cartera vencida es muy baja, de 2.9%, y la estabilidad macroeconómica, que se ha consolidado en los últimos 20 años y hasta la fecha, nos ha permitido tener el nivel de tasas más bajo de la historia de México .

Nunca la banca mexicana había estado prestando hipotecas a tasa fija a 20 años a 7.9%, entonces no existe precedente histórico, al menos en el México independiente, y en los registros que se tienen , destacó Robles Miaja.

Por otra parte, indicó que el apoyo de la banca comercial al sector agroindustrial fue de 65,000 millones de pesos en el 2006, y hoy suman más de 120,000 millones, de los cuales 55% corresponden a recursos de FIRA.

Asimismo, atendieron a 177,000 productores de bajos ingresos en el 2014, lo que muestra la complementariedad que existe entre la banca comercial y la de desarrollo.

Renovado espíritu

Durante la presentación, Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda y Crédito Público, destacó que la sinergia entre la reforma energética y financiera posibilitan este tipo de programas, y el de eficiencia energética empieza con 300 millones de pesos otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo.

El objetivo es financiar 100 proyectos verdes, de los cuales, alrededor de 15 ya están en etapa de autorización por parte de los bancos, que están analizando las propuestas, lo que muestra el espíritu renovado de la banca de desarrollo , informó.

Abundó que este tipo de programas funciona en el sector agropecuario, pero también debe funcionar en las pequeñas y medianas empresas, así como en otros sectores de la economía, y ése es el esfuerzo en el cual nos estamos enfocando .