La Asociación de Bancos de México (ABM) espera que en los casos de reestructuras de créditos -como medida de apoyo ante la crisis económica-, no sea la mayoría de sus clientes la que recurra a esta opción, sino por el contrario, sólo una pequeña parte.

En videoconferencia con motivo de la reunión del comité de asociados, Luis Niño de Rivera, presidente del organismo, explicó que la gran mayoría de clientes que ya concluyeron con el diferimiento de pagos de créditos que se lanzó entre marzo y abril, hasta ahora no han solicitado reestructuras, han recuperado su calendario de pago y están haciendo frente a sus compromisos.

Recordó que los alrededor de nueve millones de créditos que se sujetaron al programa de diferimientos, representan 22% de la cartera total de la banca. “Eso quiere decir que 78% continuaba con su plan original de pagos, y ese porcentaje es el que está reflejado con puntualidad en los índices de morosidad, que hasta el cierre de julio son muy buenos”.

El programa es adicional

Luis Niño destacó que el programa de reestructuras, presentado la semana pasada por las autoridades financieras, es voluntario para los bancos, ya que cada institución analizará por su cuenta la situación de cada uno de sus clientes para brindarle la solución adecuada.

Señaló que, previo al anuncio de la autoridad, la banca ya había echado a andar un programa de reestructuras, y que la respuesta de los clientes ha sido muy positiva. “Eso es un indicativo de dos cosas: uno, que el diferimiento es algo que tomaron en cuenta para fortalecer su situación de liquidez durante cinco meses y que reiniciado el esquema de pagos, están empezando a cumplir con lo convenido originalmente”.

Recordó que aunque fueron meses de intenso interactuar entre banqueros y autoridades para este nuevo programa, el que finalmente presentó la Secretaría de Hacienda la semana pasada, es algo complejo, por lo que se sigue con su análisis.

Agradeció la proactividad de las autoridades y reconoció su preocupación por la salud financiera de los clientes y solvencia del sistema, pero al mismo tiempo resaltó que el programa presenta algunas limitantes como establecer un piso mínimo para las reestructuras, contrario a lo que sucede con el régimen vigente que permite, dijo, crear soluciones a la medida.

“El tema de las reestructuras son decisiones independientes y ahí lo que necesitamos todos los bancos es hacer un análisis muy detallado de todo lo que trae la circular, que es amplio y complejo. Tiene mucho detalle en cada tipo de crédito y eso lo tenemos que analizar frente a la cartera; cuántos acreditados tiene cada banco de los distintos tipos de aspectos regulatorios que tiene la circular”, dijo.

Quitas representarían pérdidas

Luis Niño comentó que las quitas siempre han sido parte de las reestructuras que hacen con sus clientes cuando ya no hay alternativas, pero puntualizó que no pagar capital a un banco, es una pérdida  de recursos para éste que no son propios, sino de los ahorradores.

“Es muy delicado pensar que las quitas de capital pueden afectar a los bancos cuando hoy somos parte de la solución y queremos seguir siéndolo, manteniendo la fortaleza de los indicadores”, expuso.

En este sentido, hizo un exhorto a los clientes para que cuiden su historial crediticio, lo que les asegurará su acceso, en los meses posteriores, a más financiamiento. “No se trata de sacrificar las utilidades de los bancos, se trata de mantener la solvencia de las instituciones bancarias”.

Eduardo Osuna, vicepresidente de la ABM coincidió en que las reestructuras de cartera vencida es parte del hacer diario de la banca. “Todos los clientes que tengan algún problema, históricamente los hemos reestructurado y en este momento no será la excepción, y lo que está poniendo la mesa esta circular (de la autoridad) es un plan adicional a lo que ya tenemos los bancos, y cada banco irá decidiendo qué medida toma”.

¿Qué comprende una reestructura de crédito?

  • Disminución de los pagos.
  • Extensión de los plazos.
  • Reducción en tasas de interés.
  • Quitas (pagar sólo una pequeña parte del adeudo).

Sistema financiero se mantiene en posición sólida: CESF

El Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF), integrado por diferentes autoridades,  destacó que el sistema se mantienen sólido, ya que los bancos cuentan con niveles elevados de capital y amplia liquidez que les ayudarán a hacer frente a la coyuntura actual. No obstante, resaltó que algunas instituciones deben continuar los esfuerzos tendientes a diversificar sus fuentes de financiamiento.

“Muy delicado que se impongan límites a las comisiones”

El presidente de la ABM calificó de muy delicado la posibilidad de que se topen las comisiones de las afores como se ha planteado recientemente. “Es muy delicado que empecemos a tener dictados de parte del Congreso o del gobierno en poner límites a las comisiones que son los precios por los servicios”. Recordó que en el 2018 una propuesta similar se dio a conocer para la banca, pero que, después de tiempo de análisis, no progresó. “Hemos podido reducir las comisiones sustancialmente y hemos introducido una cantidad importante de servicios financieros digitales que han eliminado comisiones en algunos casos”.

eduardo.juarez@eleconomista.mx