El Banco Mundial emitirá 360 millones de dólares en bonos de catástrofe a tres años a nombre de México, informó la entidad este viernes, que serán pagados en caso de huracanes o terremotos que provoquen graves daños en el país.

NOTICIA: México preparado en administración de riesgos ante catastrofes

La deuda es parte del programa de notas de capital en riesgo del Banco Mundial, creado en 2014, que funcionarios del banco dicen que apunta a transferir riesgos vinculados a desastres naturales desde países en desarrollo a mercados de capital. Los bonos están diseñados para cubrir costos de funciones de alivio de emergencia inmediato.

Si ocurre un desastre natural, alguna o toda la recaudación de los bonos estará disponible para el Fondo Mexicano para Desastres Naturales, o FONDEN, siempre y cuando cumpla con los criterios establecidos por la Sociedad Geológica de Estados Unidos o el Centro Nacional de Huracanes de ese país.

NOTICIA: México, pionero en bonos catastróficos

" En los últimos 10 años, México ha construido y expandido una estrategia a largo plazo para el manejo de riesgos catastróficos", comentó Óscar Vela, jefe de seguros, pensiones y seguridad social de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México.

"Esta política tiene el objetivo clave de crear mecanismos financieros para mitigar y estabilizar el impacto de desastres naturales sobre las cuentas fiscales", agregó.

NOTICIA: Desastres naturales dejan pérdidas por 520,000 millones de dólares

El banco emitió un "bono pandémico" previamente este año para respaldar instrumentos de financiamiento inmediato ante emergencias en caso de una gran pandemia de salud, como el brote de ébola de 2014.

erp