BBVA México confirmó que una de sus sucursales ubicada en la alcaldía Gustavo A. Madero de la Ciudad de México, fue asaltada el viernes pasado, cuando delincuentes colocaron a una de sus colaboradoras un supuesto cinturón explosivo para cometer el atraco. Aunque este se concretó, la institución aclaró que fue engaño de los hampones, por lo que la empleada salió ilesa.

En una nota, el banco detalló que el pasado viernes 29 de mayo, una de sus colaboradoras, jefa de cajeros la sucursal en cuestión, fue víctima de un grupo delictivo que le colocó un supuesto cinturón explosivo como amenaza para robar dinero de esa oficina.

Precisó que a través de una videollamada, los delincuentes le fueron dando indicaciones para extraer el dinero de la bóveda, luego de que le fuera colocado el artefacto. “El dinero que se encontraba en la sucursal tenía como destino la recarga de cajeros automáticos”, puntualizó.

BBVA agregó que cuando los delincuentes huyeron, la cajera se despojó del supuesto explosivo y se percató de que se había tratado de un engaño y, por fortuna, ella se encuentra ilesa.

La institución y la afectada dieron parte a las autoridades, mismas que ya están en el proceso de integrar la carpeta de investigaciones. “BBVA México colaborará con las autoridades en todo lo que requieran para esclarecer este incidente”, puntualizó.

 

rrg