La inminente alza de tasas por parte de la Fed y, consecuentemente, de México debería tener un impacto positivo en los ingresos de los bancos, considera Fitch Ratings.

A septiembre pasado, de acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), los ingresos de los bancos en México por concepto de cobro de intereses ascendían a 351,000 millones de pesos.

En contraparte, los gastos por intereses pagados eran apenas una tercera parte: 109,000 millones. Especialistas coinciden que el alza de tasas comenzaría en diciembre o seguramente en el primer trimestre del 2016.

Los márgenes se beneficiarían estructuralmente cuando se comience a dar el incremento en las tasas de interés (...) en la medida en que las tasas del mercado suban, eso va a tener un impacto positivo en las tasas actuales, de un porcentaje considerable de la cartera , explica Alejandro García, director de Instituciones Financieras en América Latina de Fitch.

El directivo no da una cifra concreta sobre cuánto podrían incrementarse los ingresos de los bancos que operan en México por el alza de tasas; sin embargo, Santander comentó la semana pasada que en un caso hipotético de un alza de 100 puntos base (1.0%), esta institución podría obtener beneficios extras de 800 millones de pesos. No obstante, la estimación es que el incremento sea gradual y se empiece con 25 puntos base.

El directivo de Fitch destaca que a raíz de la crisis del 2008, la rentabilidad de los bancos que operan en México se ha visto presionada por castigos en cartera de consumo y por las reservas que tuvieron que hacerse por los problemas de liquidez de tres de las principales vivienderas que cayeron en impagos, además de mayores gastos por nuevas regulaciones.

Riesgos

Sin embargo, Fitch también ve algunos efectos no tan positivos tras el alza de tasas. Todavía el sistema bancario, como parte de su gestión de liquidez, de sus productos de tesorería, tiene portafolios considerables de instrumentos de deuda del gobierno mexicano o de paraestatales o de corporativos, que tienen que ser continuamente valorados a mercado , detalla Alejandro García.

Añade: Entonces, en la medida en que se vaya presentando el incremento a las tasas, es posible que a la hora de hacer la valoración de estos instrumentos, pues que haya algunas minusvalías y eso se debe reflejar de golpe en los resultados de intermediación de la banca .