Fueron alrededor de 160 millones de personas que salieron a expresar su derecho al voto, entre hacerlo por correo o en forma presencial el pasado 03 de noviembre. Es muy interesante analizar la forma de su voto:

  1. En términos de género, el 56% de las mujeres votaron por demócratas por 43% a favor de los republicanos. El 49% de los hombres, en contraparte, votó por los republicanos por 48% por demócratas.
  2. En cuanto a raza, el 56% de la raza blanca votó por los republicanos por 42% a favor de demócratas. La raza negra votó en un 87% por los demócratas y 12% por republicanos. Los Hispanos-latinos, el 65% dio su voto a los demócratas, por 32% a los republicanos (poco ayudó la visita de nuestro presidente de la República). De la raza asiática, el 63% estuvo a favor de los demócratas por el 31% por los republicanos.
  3. Con relación al voto por edad, jóvenes entre 18 y 29 años dieron su voto a los demócratas vs los republicanos en una relación 61/35%. También de los 30 a los 44 años, en un 52% se favoreció a los demócratas por 45% a los republicanos. A partir de los 45 y hasta los 65 años, estuvo ya muy dividido y claramente, mayores a 65 años con un voto a favor de los republicanos.

Ahora, el mayor reto de Joe Biden será volver a unificar a la sociedad. Deberá gobernar con una posición más de centro-izquierda, por lo que deberá de ser prudente tanto con el ala más radical de su partido, como con los conservadores republicanos.

La Cámara Baja seguirá siendo dominada por los demócratas, aunque redujo su posición. Respecto al Senado, el cierre está de fotografía, que incluye a dos independientes, y en caso de un empate, el voto decisivo lo tendrá la vicepresidenta Kamala Harris.

Joe Biden tendrá que buscar primero, alcanzar un nuevo Paquete Económico que permita a empresas, familias y personas transitar en una economía que intenta recuperar su actividad productiva pre-Covid y poco más de 10 millones de empleos perdidos todavía. Conforme pase el tiempo y la economía logre mantenerse más estable, vendrán los ajustes en impuestos, la eliminación de ventajas fiscales para personas de altos ingresos, quitar tratamientos fiscales, entre otros temas.

Tendrá que reorientar la política exterior, primero con su relación con China en lo político y económico, así como con el resto del mundo. A diferencia de Donald Trump, el presidente electo Joe Biden seguirá presionando a China, pero impulsado junto con Países Aliados para crear mayor fuerza. Vendrán muchos cambios en su relación con el mundo.

El autor es director de Estrategia de Mercados Ad Value Asesoría de Inversiones, S.C.

Descargue la nueva edición del IMEF News.