El Departamento del Trabajo de Estados Unidos informó que la tasa de desempleo para julio cayó al 10.2%, un poco menos del 10.5% pronosticado por los analistas, los mayores registros de empleo fueron en el sector del ocio y la hospitalidad, y en el sector minorista, los más afectados por los cierres de coronavirus, según el reporte.

En el documento se señala que la economía de Estados Unidos creó 1.8 millones de empleos en julio, muy por debajo de los 4.8 millones de empleos agregados en junio, en momentos en que el repunte de la actividad se desaceleró por el resurgimiento de la Covid-19 en una gran parte del país. Muchos estados como California, Texas y Florida han tenido que cerrar las puertas de comercios que habían reabierto unas semanas antes.

La tasa de desempleo, en tanto, sigue bajando: pasó del 11.1% en junio al 10.2% en julio. Ahora se ubica lejos del 14.7% de abril, pero aún está muy por encima del 3.5% de febrero, el nivel más bajo en 50 años.

El número de personas en despido temporal disminuyó en 1.3 millones, pero casi tres millones de trabajadores perdieron sus empleos permanentemente, según los datos.

Mientras tanto, 8.4 millones de personas en julio trabajaban a tiempo parcial no por elección sino por necesidad, un grupo conocido como trabajadores involuntarios a tiempo parcial.

Asimismo, la tasa de desempleo de julio para los trabajadores negros, del 14.6%, sigue siendo mucho más alta que la tasa nacional y muy superior a la de los trabajadores blancos, del 9.2%. Entre los hispanos, la tasa de desempleo es del 12.9%, en baja respecto al 14.5% de junio, pero también por encima de la tasa nacional.

Se señala que los restaurantes y bares, también muy impactados, crearon 502,000 empleos, una marcada desaceleración en comparación con lo ocurrido en mayo y junio, cuando se crearon 2.9 millones de empleos en ese ramo. Y el sector perdió 2.6 millones de empleos en comparación con febrero, antes del confinamiento. También se crearon empleos en la administración, el comercio minorista, los servicios comerciales y la atención de salud.

Con lo que respecta a las nóminas no agrícolas crecieron en 1,763 millones de puestos el mes pasado tras el alza récord de 4,791 millones de junio, esto dejó las nóminas en 12.9 millones de dólares por debajo del nivel prepandémico.