La violencia que padecen los mexicanos en su entorno inmediato es más grave que la ocurrida en las guerras, establece el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados.

Comparado con tasas internacionales, refiere el estudio titulado Evaluación de la seguridad pública , México tiene altos niveles de homicidio.

Y precisa que de acuerdo con la cifra más conservadora, calculada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el 2013 se observó una tasa de 19 homicidios por cada 100,000 habitantes, mientras que África, la región más violenta registró 22, y Europa, en el otro extremo, ocho.

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, (SESNSP), con corte a junio del 2014, consigna el CESOP, en el 2103, durante el primer año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, se registraron 35,067 homicidios, 8% menos que en el 2012, cuando se alcanzó la cifra récord de 38,227.

Pero precisa que el comportamiento de otros delitos asociados a la delincuencia organizada contradice la tendencia decreciente de los homicidios , ya que en el 2013 se registraron 1,700 secuestros, delito que tuvo un crecimiento anual de 20% respecto del año previo.

En tanto que las extorsiones se dispararon 13% en el primer año de la presente administración federal; según cifras oficiales, 8,199 extorsiones se denunciaron ante las autoridades en el 2013.

El comportamiento estadístico de estos dos delitos apoya la hipótesis sostenida por diversas investigaciones, en el sentido de que los grupos delictivos diversificaron sus actividades ante el embate de las autoridades o frente a mercados de drogas cada vez más reducidos y competidos , cita el estudio.

Aclara además que, pese a la disminución en la incidencia de algunos delitos como robo, robo de vehículos e inclusive homicidio doloso o intencional, que en el 2013 fue de 15.3 por cada 100,000 habitantes, las cifras se encuentran todavía muy encima de los niveles registrados en la etapa del inicio de la escalada delictiva. México padece actualmente niveles delictivos muy superiores a los registrados hace siete años .

rolando.ramos@eleconomista.mx