Monterrey.- De los 44 reos asesinados el domingo anterior en el penal de Apodaca 37 cadáveres han sido entregados ya en el Servicio Médico Forense (Semefo) local a sus familiares, informó el vocero de Seguridad del estado, Jorge Domene Zambrano.

El funcionario estatal señaló que continúa la atención a deudos en la mesa instalada en el Hospital Universitario, donde se localiza el Semefo, a fin de agilizar este proceso legal.

Manifestó que en este orden y hasta el momento ya fueron identificados 43 de los reclusos victimados y resta sólo uno por confirmar sus datos.

Respecto a la situación en el penal de Apodaca, tras el traslado de tres reos peligrosos al penal federal de alta seguridad en Puente Grande, Jalisco, señaló que la tranquilidad ha retornado al reclusorio y sus alrededores.

Asimismo, Domene Zambrano dijo que en el caso de los 22 reos que resultaron lesionados por los disturbios generados por ellos mismos tras la incursión federal y militar de la noche del martes ninguno presenta heridas de gravedad.

Este miércoles el gobierno de Nuevo León informó del arraigo de tres mandos y 26 celadores del penal de Apodaca por el delito de evasión dolosa de 30 reos, previa al asesinato de 44 reclusos, en hechos registrados el domingo anterior.

MIF