Guadalajara.- El sismo percibido en varios municipios de Jalisco, incluida la Zona Metropolitana de Guadalajara, fue ocasionado por una falla continental ubicada en Milpillas, al noroeste de Zapopan, en los límites con San Cristóbal de la Barranca.

Carlos Suárez Plascencia, investigador de la Universidad de Guadalajara, señaló que dicha zona es totalmente activa y han ocurrido temblores importantes: uno en 1875 con magnitud de 7.5 grados Richter que afectó a Zapopan y Guadalajara.

NOTICIA: Sismo de 5.1 grados sacude varias ciudades de Guatemala

Para 1911 hubo otro con magnitud de seis a siete grados, añadió el jefe del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades.

Destacó que desde esa fecha no se registraba un sismo en la zona, por lo que ya se esperaba uno .

Informó que se intensificará el monitoreo por parte de la red sísmica del Centro de Sismología y Vulcanología de Occidente (SisVoc) de la UdeG, junto con la Unidad Estatal de Protección Civil de Jalisco y el municipio Zapopan.

NOTICIA: Sismo de 7.2 en Tayikistán causa un muerto y 10 heridos

David Barrera Hernández, director del Centro de Ciencias de la Tierra, adscrito al Centro Universitario de Tonalá, confirmó que se trata de una falla cercana al Río Santiago, una de las tantas que tienen presencia en la entidad.

El sismo de este martes, a las 10:09 horas, tuvo una intensidad de 4.4 grados Richter, con una réplica de 3.9 a las 11:49 horas.

Lo más seguro es que se sientan réplicas en las próximas horas , que son menores, ya que las capas de la tierra se están reacomodando hasta encontrar su estabilidad, por lo que la población no debe asustarse, dijo.

Suárez Plascencia recomendó mantener activos los sistemas de alarma, a fin de evacuar edificios y estar al pendiente de las indicaciones emitidas por Protección Civil de Jalisco a través de los medios de información y redes sociales.

En el edificio de la Rectoría General de la UdeG se realizaron dos evacuaciones tras los temblores. La primera ocurrió con calma y de buena manera , el tiempo fue de entre cuatro y cinco minutos, de acuerdo con el responsable de conservación y mantenimiento, José Guadalupe Rodríguez Sedano.

Tras una revisión en la cimentación, plafones, cristales, elevadores y sistema hidráulico, no hubo daños , concluyó.

mac