La candidata al gobierno capitalino por la coalición Juntos Haremos Historia, Claudia Sheinbaum Pardo, adelantó que de ganar las elecciones el próximo 1 de julio, ese mismo mes iniciará el levantamiento de un censo de damnificados para iniciar la reconstrucción una vez que tome posesión.

En seguridad pública se comprometió a que de resultar triunfadora en la contienda, en un año reduciría los índices de delincuencia, porque se trata de un asunto de la mayor urgencia que demanda la población.

Al reunirse con líderes digitales, Sheinbaum Pardo comentó que los asesinatos de policías están relacionados con el abandono que sufre la ciudad en materia de seguridad pública, porque se dejó de lado la coordinación entre la policía y la procuraduría capitalinas, y no se prepararon para asumir el nuevo modelo de justicia penal, que combinado con la corrupción, lleva la inseguridad a situaciones extremas.

Cuestionó los operativos implementados por el gobierno que encabeza José Ramón Amieva, porque es la misma táctica que se efectuó durante este sexenio y que no ha dado resultado, porque realizan acciones espectaculares en una zona, pero después se retiran.

Se perdió la coordinación entre los encargados de proteger a la ciudadanía, por lo que se debe fortalecer el trabajo de la policía y acabar con la corrupción que permea en las corporaciones, indicó.

Tras manifestar su solidaridad con los familiares de policías abatidos por la delincuencia, Sheinbaum Pardo dijo que el hecho de que Alejandra Barrales, candidata de Por la Ciudad de México al Frente, reconozca la gravedad de este asunto, es síntoma de que no tiene posibilidades de ganar en la capital.

Sobre la posibilidad de activar la alerta de género, precisó que en principio estaba de acuerdo, pero desafortunadamente no existe un protocolo para ello, por lo que también se comprometió a instaurarlo una vez que llegue al gobierno capitalino de ganar los comicios.

Explicó que el aumento en el uso de armas por la delincuencia organizada tiene que ver con el clima de violencia que se ha exacerbando, por ello es urgente no sólo mejorar las condiciones de los policías e instalar mas videocámaras, sino atender la demanda de derechos a la educación, la recreación, el deporte y las oportunidades de trabajo.