La  jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmó que coincide con el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la investigación que se dio a conocer en la víspera sobre espionaje, “el viejo régimen se dedicaba a espiar a todos aquellos que fuéramos de oposición desde hace muchísimos años, pero en particular el último gobierno”, indicó.  

La mandataria capitalina dijo que “esto que hoy se da a conocer, lo único que muestra es que desde la Dirección Federal de Seguridad, hasta el CISEN, su principal labor era espiar a la oposición para prevalecer ese régimen de privilegios, de corrupcion de autoritarismo, ahí si corrian a periodistas de la radio, sin tentarse el corazón porque habían hablado mal de uno o del otro presidente”, señaló.

Resaltó que consultará con la fiscal Ernestina Godoy Ramos sobre si hay una investigación sobre el caso de espionaje que presentó el diario británico The Guardian sobre que el círculo más próximo a López Obrador, periodistas y políticos, fueron objetivos potenciales de vigilancia por parte de un cliente gubernamental de la empresa israelí NSO Group entre 2016 y 2017, antes de llegara al poder.

Relató que cuando estaba haciendo la encuesta a la jefatura de Gobierno, “se acercaron a mí algunas personas que trabajaban en la administración anterior para decirme de buena voluntad que estaban espiando mi correo electrónico, mi teléfono, que tuviera cuidado”, dijo.

Sheinbaum resaltó que también cuando llegó a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, su administración supo de “un edificio, Sterling, creo se llamaba, donde habia equipos de espionaje también a la oposición, que ya no se encontraron muchas cosas, pero se inició una carpeta de investigación, encones habría que preguntarle a la fiscal como va esa investigación que se hizo entonces y qué alcances ha tenido”, dijo.

Familiares y colaboradores del presidente Andrés Manuel López Obrador habrían sido espiados telefónicamente entre 2016 y 2017 mediante el software Pegasus adquirido por el gobierno de la época, reveló este lunes un medio que investiga la trama.

Las interceptaciones con el software malicioso, suministrado por la firma israelí NSO Group, se produjeron cuando López Obrador lideraba la oposición al mandatario Enrique Peña Nieto (2012-2018), según el sitio web Aristegui Noticias.

Entre las personas cuyos teléfonos fueron intervenidos figuran Beatriz Gutiérrez Mueller, esposa de AMLO, hijos, hermanos y hasta el cardiólogo del gobernante izquierdista -en el poder desde diciembre de 2018.

También la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ministros y otros funcionarios del actual gobierno.

En la lista de al menos 50,000 teléfonos inteligentes intervenidos en varios países no se ha encontrado, sin embargo, el del mandatario, quien según Aristegui Noticias "al parecer no usaba un celular personal" y pasaba sus mensajes a través de colaboradores.

(Con información de AFP)