El Senado de la República ratificó con 85 votos a favor, cinco en contra y tres abstenciones, a Francisco Javier Ramírez Acuña como embajador de México en España y, en forma concurrente, ante el Principado de Andorra.

El debate sobre la ratificación originó que surgiera el tema de la nacionalización de acciones de la empresa española Repsol por el gobierno de Argentina, y que incluso la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) votara de manera dividida.

Los legisladores de los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) votaron a favor del nombramiento de Ramírez Acuña y reconocieron la trayectoria del ex secretario de Gobernación y ex gobernador de Jalisco.

Sin embargo, la bancada perredista votó dividida, pues mientras el senador Pablo Gómez rechazó ratificarlo, el coordinador de esa fuerza política, Carlos Navarrete, respaldó la designación.

Al hablar contra la designación, Pablo Gómez sostuvo que el nombramiento de Ramírez Acuña puede ser para ayudar a que haya un acuerdo entre España y Argentina por el caso de Repsol, como lo señaló al comparecer ante comisiones, declaración que dijo es muy imprudente y contraria a la política exterior de México .

Al respecto, consideró que Pemex tenga acciones en propiedad de Repsol no hace al gobierno de México, como gobierno, parte de un conflicto entre Argentina y una empresa .

En tanto, el líder de la bancada perredista, Carlos Navarrete, votó a favor de ratificar el nombramiento por la trayectoria política de Ramírez Acuña, pese a que reconoció tener diferencias políticas con él y a que no somos del mismo partido .

En ese sentido, afirmó que es simplista decir que se le nombra por ser amigo del presidente Felipe Calderón, no obstante demandó al gobierno de México respetar la decisión soberana de Argentina de nacionalizar acciones de la empresa Repsol.

De igual manera, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Europa del Senado, el también perredista José Guadarrama, votó a favor de la designación presidencial.

A su vez, el panista Rubén Camarillo rechazó el juicio equivocado sobre la capacidad de Ramírez Acuña, al asegurar que su formación, trayectoria y experiencia es una garantía de una representación digna y leal de México ante España .

En su intervención en el pleno, Carlos Jiménez Macías, del PRI, anunció el de su bancada con profunda convicción a favor, al destacar que es un político que ha hecho un estupendo trabajo y que fue un secretario de Gobernación con el que se dialogaba y se construían acuerdos .

Luego de la votación, el presidente del Senado, José González Morfín, tomó la protesta de rigor a Ramírez Acuña, con lo que asumió formalmente el cargo de como embajador de México en España y el Principado de Andorra.

MIF