El Ejército y la Policía Federal (PF) tomaron el control de la seguridad en el municipio de Apatzingán, mientras que pobladores demandan la salida de las fuerzas federales.

El secretario de Gobierno de Apatzingán, David Huerta Plancarte, sostiene que tras el desalojo de la alcaldía el pasado 6 de enero por parte del Ejército y la Policía Federal -que había sido tomada por policías rurales y presuntos integrantes del grupo de Los Viagra-, además de que murieron nueve personas, se cometieron injusticias.

Un grupo de 100 personas se manifestó el fin de semana frente al palacio municipal de Apatzingán, para exigir la salida de la Policía Federal, a la que acusan de haber dado muerte a Miguel Madrigal, su esposa, hermana, hermano y un sobrino.

PF salgan de Apatzingán y Vayan al cerro a buscar a La Tuta , se pudo leer en dos mantas colocadas en la presidencia municipal de Apatzingán.

Elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) realizaron está sábado un operativo de inspección sobre la avenida Constitución de 1814 en Apatzingán, Michoacán, donde el pasado martes se registró un enfrentamiento entre civiles armados y elementos de la Policía Federal, con saldo de ocho personas muertas en el lugar, más un fallecido más en el desalojo de la alcaldía de Apatzingán.

Cabe recordar que la PGR atrajo la investigación de los hechos de Apatzingán, dado que, de acuerdo con el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, personas armadas realizaron una emboscada a elementos de la Policía Federal, cuando éstos trasladaban alrededor de 23 vehículos decomisados en la alcaldía de Apatzingán.

El presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) de Michoacán, José María Cázares Solórzano, informó que familiares de tres de las 44 personas detenidas el martes pasado en la alcaldía de Apatzingán, que tenían tomada, acusan que fueron detenidas arbitrariamente y exigen su liberación.

Levantamos tres (quejas) nos dicen, no tiene nada que ver con la situación tan lamentable que sucedió, que estaban totalmente ajenos a la toma de la presidencia municipal de Apatzingán , afirmó.

El comisionado federal para la Seguridad de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, garantizó la víspera que no hubo ejecuciones extrajudiciales por parte de la Policía Federal en el enfrentamiento del martes, posterior al desalojo de la alcaldía de Apatzingán. Dijo que se comprobó que los ocho civiles que murieron en la refriega accionaron un arma, por lo que pudieron haber sido presas del fuego cruzado con personas de su mismo grupo.

[email protected]