La titular de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia en la Secretaría de Gobernación (Segob), Paulina Téllez Martínez, acusó a un colectivo que en días pasados se manifestó en Palacio Nacional para exigir el fin de la violencia hacia las mujeres, de estar cobrando 3,000 pesos a mujeres violentadas para promover su atención ante las instituciones.

Durante la presentación del séptimo informe mensual del Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias (GIEV), la funcionaria dijo que ese colectivo de mujeres es el mismo que actualmente mantiene tomada la caseta de Tlalpan que conduce a Morelos.

Paulina Téllez Martínez refirió que son las propias mujeres violentadas que han sido atendidas en los últimos días en la Secretaría de Gobernación quienes han dado cuenta del cobro que les pide el colectivo.  

“Preferiría reservarme el nombre de las personas, pero a la hora que nosotros las atendemos, que escuchamos sus historias, que vemos cómo las podemos apoyar, se sueltan en lágrimas y nos dicen. ‘Ya no tengo nada, no tengo los 3,000 pesos y saliendo de aquí se los tengo que dar a tal persona que me está esperando’.  Entonces, son cosas que ahora este mismo grupo que se llama Feminista, que estuvo afuera de Palacio Nacional, que se atendió aquí, ahora ese mismo grupo está tomando la caseta de Tlalpan, está boteando, este mismo grupo que estuvo afuera de Palacio Nacional es el que está cobrando y boteando.

“Estas mismas mujeres son las que están cobrando los casos y lucrando de lo más humano que es perder a un hijo, perder a un hermano. Son estas personas y preferiría reservarme el nombre, pero ahora está en las casetas de Tlalpan”, refirió la titular de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia en la Secretaría de Gobernación.

jmonroy@eleconomista.com.mx

kg