La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) comenzó una nueva etapa de reparto de 14,000 paquetes de apoyo alimentario entre la Sierra Tarahumara, a través de 104 albergues indígenas, ubicados en 23 municipios de Chihuahua.

El titular de la Sedesol, Heriberto Félix Guerra, indicó que en apoyo a las comunidades más marginadas del país, que han sufrido los efectos de la peor sequía que ha vivido México en los últimos 71 años, el gobierno federal emprendió desde mayo pasado, un operativo especial.

Esta acción comprende llevar agua, comida, empleo temporal y cobijo a más de 1,600 localidades a siete estados de la República mexicana, donde viven 2.5 millones de habitantes.

'En Chihuahua se trata de un apoyo extraordinario, adicional a lo que ya hemos hecho, y en respuesta a la grave situación que padece las comunidades tarahumaras', señaló.

En un comunicado, enfatizó que este año los apoyos federales a esa entidad han ascendido a 945 millones de pesos y nadie en condición de vulnerabilidad se quedará sin recibir los insumos necesarios para su alimentación.

Destacó que para ello, personal de la Sedesol ya reparte la ayuda humanitaria en los municipios de Carichí, Guachochi, Balleza, Morelos, Batopilas y Bocoyna.

'Seguiremos distribuyendo la ayuda humanitaria en toda la zona afectada, el tiempo que se prolongue la sequía", aseguró Félix Guerra, quien reconoció que la situación en la Sierra Tarahumara es seria debido a la falta de agua y alimentos.

klm