Al continuar sus cierres de campaña en ciudades, Andrés Manuel López Obrador afirmó que de ganar los comicios del 1 de julio será respetuoso en todo el sexenio con los elementos del Ejército y la Marina, y negó tener el interés de disolver esas dos instituciones.

El aspirante presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia encabezó.

mítines de cierre de campaña en San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato y Jalisco. En su primer mitin, Obrador dijo: “Vamos a ser respetuosos de las instituciones, en especial del Ejército y la Marina”.

Expuso que en estos días, algunos elementos castrenses se acercaron a él para externarle su preocupación: “Hay un rumor diciendo, en las zonas militares donde viven soldados, donde viven marinos, de que vamos a desaparecer la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar), eso es absolutamente falso”.

Agregó que no intentaría que la Sedena y la Semar sean encabezadas por civiles, y se comprometió a que sigan dirigidas por mandos militares. “Van a ser un almirante y un general. Vamos a que esos nombres surjan de las mismas instituciones; en su momento voy a hablar con los mandos del Ejército y de la Marina para decidir quién debe encabezar cada una de estas dependencias”, comentó.

Manifestó que soldados y marinos “no tienen nada de qué preocuparse, al contrario, vamos a mejorar los sueldos”.

En Querétaro, López Obrador pidió al expresidente Carlos Salinas de Gortari y al panista Diego Fernández de Ceballos, que se “serenen”, pues dijo que ambos tratan de impulsar un acuerdo de último minuto para unificar al PRI y al PAN en su contra.

El fin de semana, durante un mitin en Monterrey, Nuevo León, López Obrador informó que en caso de ganar los comicios del 1 de julio, nombrará al empresario Alfonso Romo como coordinador de la Oficina de la Presidencia.