De enero a diciembre del 2019 se cometieron en el país 34,579 homicidios dolosos, de acuerdo con cifras presentadas por el gobierno federal.

En Palacio Nacional, durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer una tabla donde se muestra el comportamiento mensual de los homicidios el año pasado: 2,891 en enero; 2,855 en febrero; 2,804 en marzo; 2,854 en abril; 2,731 en mayo; 2,904 en junio; 2,994 en julio; 2,962 en agosto; 2,951 en septiembre; 2,836 en octubre; 2,876 en noviembre y 2,921 en diciembre.

La tabla mostró que los meses de julio, agosto y septiembre fueron los más violentos.

El presidente dijo que en diciembre próximo se comenzarán a ver resultados de su estrategia de paz y seguridad.

Al mandatario se le preguntó por qué su gobierno, con más de 34,000 homicidios en el 2019, es el más violento de la historia reciente de México, a lo que argumentó que gobiernos anteriores le heredaron “una profunda descomposición, no sólo una crisis, sino de una decadencia, un proceso de degradación progresiva, eso es lo que estamos enfrentando”.

Aseguró que su gobierno ya logró “detener la tendencia hacia el alza en la incidencia delictiva”. Dijo que ha habido un aumento, “pero no igual como venía sucediendo año con año”.

Expresó que “va a haber solución” al problema de los homicidios, “pronto, yo estoy comprometiéndome a que el 1 de diciembre terminamos de sentar las bases de la transformación del país, este año va a haber resultados en este tema que es el problema más difícil que hemos enfrentado”, manifestó.

El primer mandatario presentó una tabla numérica para asegurar que de enero a diciembre del 2019 se logró contener el aumento en la incidencia de homicidios. Argumentó que en el 2016 se incrementó en 2.9% la incidencia; en el 2017 en 2.3%; en el 2018 en 0.7%, y en el 2018 en 0.1 por ciento.

El presidente López Obrador argumentó que los sexenios anteriores dejaron crecer la inseguridad; “se dejó crecer mucho el problema de la inseguridad, de la violencia, no se atendieron las causas, se abandonó la actividad productiva, se dejaron de crear empleos, los salarios en México son los más bajos del mundo, la corrupción en México era de las más elevadas en el mundo, se abandonó a los jóvenes, se impuso la protección, la impunidad, no había autoridad, no había una línea que dividiera, una frontera que dividiera la autoridad de la delincuencia”, expresó.

Argumentó también que en el sexenio 2006-2012 el secretario de Seguridad federal, Genaro García Luna, estuvo relacionado con el Cártel de Sinaloa, por lo cual está actualmente preso en Estados Unidos.

[email protected]