El robo de automóviles asegurados sigue al alza. Durante los primeros seis meses del 2018 se reportaron 45,521 unidades que fueron despojadas de sus dueños.

Lo anterior, indicó la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), significó un incremento de 4.9% respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se robaron 43,391 vehículos.

Si bien el robo de automóviles asegurados tuvo una ligera desaceleración en su crecimiento, la cifra de este primer semestre del 2018 es la más alta de la que se tiene registro.

“Consideramos que si la tendencia se mantiene, estaríamos llegando a entre 96,000 y 97,000 vehículos robados para diciembre”, declaró Recaredo Arias, director general de la AMIS.

Agregó que, en un acumulado de los últimos 12 meses y de continuar con esta tendencia al alza, en marzo o abril del siguiente año se podría llegar hasta las 100,000 unidades robadas desde que tienen registro.

Por otro lado, refirió que de los robos totales en estos primeros seis meses del año se han podido recuperar entre 35 y 37% de los vehículos robados, es decir, entre 16,000 y casi 18,000 vehículos.

Asimismo, indicó que alrededor de 62% de los despojos se hace con violencia, es decir, 28,223 vehículos han sido hurtados de esta manera.

El director de la AMIS también informó que, en lo que va del actual sexenio, se han robado 434,562 automóviles, una cifra récord para cualquier sexenio del cual tengan registro.

Por otro lado, indicó que de julio del año pasado a junio de este año las aseguradoras han tenido que pagar 14,807 millones de pesos, derivado de los ilícitos.

Refirió que ante la tendencia al alza de robo de vehículos asegurados, es probable que en algunos estados los costos de las primas de seguros incrementen.

Recaredo Arias recordó que en México sólo 31% del parque vehicular cuenta con alguna cobertura por parte de un seguro. En este sentido, refirió que el sector asegurador tienen registrado 45% de los robos a nivel nacional, mientras que el restante es de vehículos que no se encuentran asegurados.