Se prevé que el Huracán Rick, categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson, provoque lluvias de extraordinarias a fuertes en por lo menos nueve entidades de la República mexicana, así lo estima la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En Michoacán y Guerrero se estiman precipitaciones extraordinarias (mayores a 250 milímetros). Por lo mismo, la Coordinación Nacional de Protección Civil del Gobierno de México puso en alerta roja el sureste, sur y suroeste de la primera entidad y suroeste de la segunda.

Mientras que en Colima, el sur de Jalisco, Morelos y el occidente de Oaxaca serán intensas es decir de 75 a 150 mm.

Dentro de la categoría de muy fuertes, (de 50 a 75 mm) se encuentra el suroeste del Estado de México y fuertes en la Ciudad de México y Puebla.

Estas lluvias, producidas por el sistema, refiere la Conagua, podrían generar incremento en los niveles de ríos y arroyos, deslaves e inundaciones en zonas de Michoacán y Guerrero. 

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) prevé que una vez que haya tocado tierra en las costas de Guerrero y Michoacán, este fenómeno se degrade a tormenta tropical.

“Asimismo, se espera que provoque viento con rachas de 100 a 120 km/h y oleaje de 4 a 6 metros de altura en costas de Guerrero y Michoacán, así como de 70 a 80 km/h y olas de 1 a 3 m en la costa de Colima. Dichas condiciones disminuirían. En Guanajuato y Jalisco las rachas de viento serán de 50 a 60 km/h”, indicó.

Por otro lado, autoridades estatales confirmaron la instalación de diversos refugios temporales. En Michoacán, en la región Tierra Caliente, se abrieron en Coahuayan, La Huacana, Chinicuila/Villa Victoria, Buenavista, Arteaga. Mientras que en la región de Costa se encuentra El Habillal, Plaza Azul, Lázaro Cárdenas, Guacamayas, La Mira y Buenos Aires.

Este lunes, el fenómeno natural tocó tierra entre las costas de los estados de Michoacán y Guerrero.

politica@eleconomista.mx