Armar a los niños en Chilapa, Guerrero, es un acto de desesperación ante la violencia que se vive en esa zona, dijeron integrantes de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC), quienes respaldaron tal decisión y negaron que se trate de reclutamiento forzoso.

Ante las críticas que organizaciones protectoras de derechos humanos han hecho sobre este acto y la posible violación al interés superior de los niños, Gonzalo Molina González, fundador y vocero de la CRAC-PC, aseguró que este derecho de la infancia se tiene que respetar.

Sin embargo, mencionó que no puede decir si en este caso, en el que autoridades de Chilapa marcharon y presentaron a 19 menores de entre 6 y 15 años de edad armados (la mayoría huérfanos), se están respetando estos derechos porque cada casa de la CRAC-PC es autónoma e independiente.

Calificó esta acción como un llamado al Estado, porque es su responsabilidad al no dar seguridad a los pueblos y al permitir que se generen los grupos delincuenciales que amedrentan y despojan a la población de sus espacios.

El líder de la Policía Comunitaria descartó que en otros lugares de Guerrero se esté armando y capacitando a los niños para pelear. Dijo desconocer si se ha contemplado en otras casas, pero a la que él pertenece —manifestó— esta medida no es una opción.

“Consideramos que nuestros compañeros y compañeras mayores de 18 años que puedan tomar sus propias determinaciones, es a ellos a quienes se tiene que tomar en cuenta. Los niños tienen que crecer con su infancia. Desgraciadamente, ante esta situación, a veces no queda otra alternativa. Los ancianos también tienen que vivir su tercera edad. Sin embargo, algunos están ahí de policías comunitarios”, declaró.

Por su parte, Porfirio Martínez, consejero de la CRAC-PC, recordó que la decisión se tomó luego de que hace unos días músicos de las localidades de esa zona fueron asesinados y calcinados, y los niños que aparecen en las fotografías que circularon en los medios de comunicación son huérfanos.

Reacción de AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que las becas y capacitación que ofrece su gobierno para jóvenes está compitiendo con el reclutamiento que hacían los grupos de la delincuencia, y por ello se están viendo forzados a reclutar a niños.

“Hay quienes sostienen del Gabinete de Seguridad que se les está dificultando a las organizaciones conseguir sicarios, y que están reclutando cada vez más niños, jóvenes, porque existe una competencia. O sea, los programas sociales están dando opción a muchos jóvenes y esto lleva a la desesperación”.

Durante su conferencia, el presidente fue cuestionado sobre qué acciones tomará su gobierno para evitar que en Chilapa se siga reclutando a niños para delinquir o defenderse del grupo delictivo conocido como Los Ardillos.

Respondió que, aunque políticos y ciudadanos opositores a su gobierno lo critiquen, está en marcha el programa Jóvenes Construyendo el Futuro para dar becas de hasta 3,500 pesos a quienes se capaciten para el trabajo.

“(Pero) no quiere decir que no va a llegar la Guardia Nacional”, acotó.

[email protected]