Las ejecuciones relacionadas con el crimen organizado tuvieron durante el 2016 un incremento de 51% (12,224 casos) en contraste a los registrados en el 2015 (8,122), según el Semáforo Delictivo.

Santiago Roel, fundador del mecanismo, refirió que de acuerdo con cifras de Lantia Consultores, en el 2015 se reportaron 677 ejecuciones por mes, mientras que el año pasado la cifra se situó por encima de las 1,000 ejecuciones.

Al igual que en homicidios, la tendencia alcista se inicia en enero (829), muestra un incremento importante a partir de mayo, con 993 ejecuciones, y hace pico en los meses de septiembre y octubre con 1,170 ejecuciones; en diciembre hay una ligera reducción a 1,075 , detalló.

De acuerdo con el reporte de Semáforo Delictivo, las entidades que concentran el mayor número de ejecuciones son Guerrero, con 1,847; Michoacán, con 1,203; ?Veracruz, con 793; Sinaloa, con 782; Chihuahua, con 718; ?Guanajuato, con 670; Baja ?California, con 587, y el Estado de México, con 549.

En contraste, las que registran una menor incidencia son Campeche y Yucatán, con apenas 10 casos; Tlaxcala, con 21; Nayarit, con 31; Aguascalientes, con 37; ?Hidalgo, con 42; Querétaro, con 48, y Chiapas, con 76.

Roel señaló que el año pasado 59% de los homicidios fueron ejecuciones del crimen organizado, porcentaje que registró un alza de 11 puntos porcentuales, pues en el 2015 fue de 48 por ciento.

En el país, seis de cada 10 homicidios son por ejecuciones de crimen organizado, pero hay estados como Michoacán, Quintana Roo, Aguascalientes y Tamaulipas en donde son nueve de cada 10. ¿Qué quiere decir esto? Que las mafias que operan en el país y que se financian fundamentalmente de los recursos del mercado negro de las drogas son las que nos han incrementado la violencia , dijo.

En conferencia de prensa expuso además que seis de los ocho delitos que monitorea el Semáforo Delictivo tuvieron un incremento durante el 2016.

Explicó que se trata de homicidios, secuestro, extorsión, robo de auto, robo a negocio y violación, mientras que los que registraron un índice a la baja fueron robo a casa habitación y lesiones dolosas.

El delito que más se incrementó fue el homicidio, con un aumento de 22% respecto al año anterior y todos los meses del año en rojo, es decir, por encima de la media histórica , dijo.